El Comunista

Imprimir

Guarderías y estancias infantiles una actividad esencial

ROBERTO GRAJALES :: 20.11.20

El estado mexicano, no sólo no atiende esta situación, sino que durante el ejercicio 2019 redujo en casi un 50% el presupuesto destinado para las estancias infantiles, dejando en el desamparo a las hijas e hijos de las madres trabajadoras no afiliadas al IMSS. El estado no obliga a la patronal a afiliar a sus trabajadoras y la administración socialdemócrata le importa poco el interés superior de la niñez…

(Foto tomada de inernet)

El 13 de noviembre, las y los trabajadores de las guarderías del Instituto Mexicano del Seguro Social se manifestaron para exigir el pago puntual de su salario y la reapertura de las estancias infantiles y guarderías para ponerlas al servicio de las madres trabajadoras en el estado de Campeche. Esta manifestación deja al descubierto que la planeación estatal para la reactivación económica está hecha para beneficiar a la patronal y no a la económica familiar de la clase trabajadora como se refiere en el discurso.

 

Si bien, el cierre de escuelas, estancias y guarderías se ha mantenido a pesar del semáforo verde para evitar un rebrote de COVID-19 en la entidad, lo cierto es que ni el estado, ni la patronal le brindan opciones a la mujer trabajadora para el cuidado oportuno de sus hijos e hijas, principalmente los menores de 4 años. Es decir, que en la reactivación económica se ha obligado a las madres trabajadoras a dejar a sus hijas e hijos con familiares, vecinos, conocidos o solos en su vivienda a pesar que durante la pandemia se ha incrementado considerablemente el abuso sexual y la violencia familiar contra niños y niñas, cometida la mayoría de las veces por sus cuidadores.

 

Esto se puede ver con claridad en el contexto de la pandemia de COVID-19. Esta es una constante en el estado capitalista, el cual no cubre esta necesidad y el derecho de las madres trabajadoras y la infancia, a crecer en un espacio seguro y libre de violencia. En Campeche, hay 7 estancias del IMSS que atienden a 900 niñas y niños de un total aproximado de 70 mil niños y niñas entre 0 y 4 años de edad en la entidad.

 

El estado mexicano, no sólo no atiende esta situación, sino que durante el ejercicio 2019 redujo en casi un 50% el presupuesto destinado para las estancias infantiles, dejando en el desamparo a las hijas e hijos de las madres trabajadoras no afiliadas al IMSS. El estado no obliga a la patronal a afiliar a sus trabajadoras y la administración socialdemócrata le importa poco el interés superior de la niñez.

 

A las demandas justas, de las trabajadoras y trabajadores de las estancias infantiles y guarderías de Campeche, hay que sumarle las demandas populares: Que la patronal cumpla con su obligación de afiliar a todas las trabajadoras al IMSS, que garantice el acceso universal a estancias infantiles y guarderías para todas las madres trabajadoras, que en el contexto de la pandemia de COVID-19 se le reduzca la jornada laboral a las madres trabajadoras pues es en ellas en quienes recae el cuidado de la infancia. Es la obligación del estado promover, proteger, respetar y garantizar los derechos de los niños y las niñas, es derecho de las trabajadoras exigir el acceso a estos espacios para las niñas y niños.


http://elcomunista.nuevaradio.org