Nuestra tarea ahora es fortalecer el movimiento todos los días, no sólo en las manifestaciones, también en cada uno de los centros de trabajo

Irlanda Amaro

Concluyó con éxito la huelga general de 48 hrs, en Grecia
El Comunista. Atenas, 29 de junio. Concluyó en Grecia, con una larga jornada de lucha, la huelga general de 48hrs. convocada por el Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME). Las manifestaciones de ayer contaron con el doble de asistencia de los trabajadores que las manifestaciones del día anterior y se prologaron, sin interrupción durante toda la tarde…



Los trabajadores aglutinados en el PAME estuvieron desde temprano en los puntos de reunión, donde los diversos oradores estuvieron desde las tribunas lanzado consignas de lucha desde antes de las 10 de la mañana. Estas manifestaciones acompañaron la huelga en los puertos, las fábricas, bancos, autobuses, trenes y establecimientos que permanecieron cerrados y resguardados por los trabajadores.

Durante el medio día de ayer 29 de junio, en el parlamento griego, terminaría la discusión y se llevaría a cabo la votación del segundo paquete de medidas estructurales, con reformas laborales que recortan duramente los derechos laborales de los trabajadores. El PAME concentró sus fuerzas en las principales ciudades griegas para mostrar, de manera organizada, el rechazo de los trabajadores a estas medidas.

En Atenas miles de jóvenes estudiantes y trabajadores ocuparon durante toda la mañana la avenida universidad, que conduce a la plaza central de Sintagma. Sin embargo, el contingente no pudo alcanzar la plaza debido a los enfrentamientos entre grupos anarquistas y policías. La gente escuchaba atenta en sus pequeños radios o teléfonos las indicaciones y mensajes de la dirección del PAME y el Partido Comunista de Grecia (KKE), que informaban sobre las condiciones de los enfrentamientos y sobre la discusión del congreso. Adelante de cada contingente hay un trabajador con un megáfono que grita las consignas, pero que también reproduce las indicaciones de la dirección. Vamos adelante, vamos hacia atrás. Todos escuchan el megáfono y se mueven. A pesar de que se escuchan los disparos de gas lacrimógeno todos se mantienen dentro de las líneas de la marcha y bastante tranquilos.

Finalmente el mensaje de la dirección del PAME es cuidar a la gente que se encuentra en sus filas, pues evalúa que los enfrentamientos son azuzados por grupos de provocadores que buscan, precisamente, deshacer la manifestación y que la organización de los trabajadores no se muestre. Los trabajadores saben que las televisoras europeas buscan mostrar esos enfrentamientos y no las manifestaciones del PAME en toda Europa. Saben que las direcciones de esos grupos (y no necesariamente los jóvenes que participan en ellas) se encuentran cooptadas por la policía e intereses estatales.

La manifestación se concentró entonces, en la también central plaza de Omonia; ahí los trabajadores del PAME esperaron los resultados de la votación y el informe de su dirección. Al final de la tarde, llegaron a Omonia la camarada Aleka Papariga, secretaria general del KKE, quien estuvo presente en la discusión del congreso y el camarada J. Arbanitakis, responsable de la organización del partido en Atenas, entre otros. La camarada Aleka, rodeada de una guardia de trabajadores, con una voz pausada y clara informo a todos sobre la discusión del congreso y los resultados. “Ahí se desarrollo una falsa discusión, no había posibilidad de verdadero debate, porque ya todos estaban de acuerdo. El KKE dejo claro que no participaría de esas medidas antipopulares”. También explico que toda la socialdemocracia voto a favor de las medidas, menos un diputado que se abstuvo. La Camarada Aleka dijo también: “nosotros necesitamos fortalecer el movimiento clasista, sabemos que los provocadores dijeron que estarían en la plaza, si el PAME estaba ahí. No subestimamos que los supuestos movimientos espontáneos están penetrados por el Estado y buscan golpear nuestro movimiento. Tenemos mucho camino por delante, hoy votaron esas medidas, pero no es nuestra última manifestación, sino la primera de una lucha hasta el triunfo”.

De la misma forma el camarada Arbanitakis dijo animando a la gente: “nosotros no somos ingenuos, sabíamos que iban a legislar estas medidas, tampoco tenemos esperanzas en la llamada reorganización del gobierno. Nosotros sólo confiamos en los resultados del pueblo. Tenemos que dar una respuesta al gobierno; la respuesta que ellos tienen miedo: la lucha organizada, clasista, que cada vez avanza más fuerte hasta el derrocamiento de las medidas y más. Nuestra tarea ahora es fortalecer el movimiento todos los días, no sólo en las manifestaciones, también en cada uno de los centros de trabajo y todos los días. Solo así vamos a construir un movimiento políticamente eficaz contra el terrorismo de Estado y sus defensores. Esta lucha tiene como resultado la anhelada alianza social entre trabajadores, campesinos y pequeños propietarios, hasta el triunfo “

Con estas palabras termino la concentración en la plaza de Omonia, los trabajadores en las esquinas de las plazas recogían las banderas y se preparaban para la lucha de todos los días en su centro de trabajo, para fortalecer el movimiento clasista de lucha en el que confían.