El Comunista

Imprimir

Ho Chi Minh, militante de la Comintern

César Suárez :: 28.05.20

Algunos lo han llamado nacionalista, otros han ido al extremo de llamarlo existencialista, pero Ho Chi Minh fue, ante todo, un comunista que supo reconocer en el Partido Bolchevique y la Comintern…

La historia de Ho Chi Minh, igual que la de todos aquellos comprometidos en cuerpo y alma, de palabra y acción, con la causa de la revolución mundial, sufre ataques y deformaciones de toda índole por los enemigos de ésta. Algunos lo han llamado nacionalista, otros han ido al extremo de llamarlo existencialista, pero Ho Chi Minh fue, ante todo, un comunista que supo reconocer en el Partido Bolchevique y la Comintern, la dirección necesaria para la emancipación definitiva de todos los oprimidos. Este breve artículo se basa en testimonios escritos del propio Ho Chi Minh, que fueron recopilados por Bernard B. Fall y puestos en circulación bajo el nombre “Ho Chi Minh en la Revolución: Escritos selectos 1920-1966″.

Durante su juventud, viajó de su natal Vietnam hasta Europa como cocinero de barco, y a su llegada a Paris en 1917 se afilia al Partido Socialista Francés. Durante este período identifica a Lenin como el dirigente de la lucha de los pueblos contra la opresión colonial; es pues, en este período que comienza el estudio del marxismo-leninismo, que lo lleva a reconocer que la para acabar con la opresión colonial es necesario luchar contra el capitalismo. Pasa pues, de reconocer a Lenin como un luchador anticolonial, a reconocerlo como el dirigente de la lucha de los proletarios y todos los oprimidos contra el imperialismo; Durante este período participa activamente en la vida del Partido Socialista Francés, y en 1920 participa de la fundación del Partido Comunista Francés, del cual además apoya la adhesión a la Comintern.

En la década de los 20’s continua estudiando marxismo-leninismo y llevándolo a la práctica como miembro del PCF y como periodista. Es en este período que, actuando como un corresponsal comunista, escribe sobre huelgas en Japón y China, relatos de los cuales es de destacar su comprensión de la riqueza de los propietarios industriales como resultado de la miseria en que los bajos salarios y el incremento del coste de vida, sumía a la clase trabajadora. También de este período es su relato del proceso de desarrollo de organizaciones obreras en Turquía, y de la organización de una federación, birlik, por parte de trabajadores en Turquía para luchar en unidad contra la burguesía.

Durante este período, específicamente en 1923 viaja a Rusia, donde es formado como agente de la Comintern. Como parte de este proceso, en 1925 trabajó en China junto a Mijaíl Borodin, quien en 1920 formara parte de la delegación diplomática soviética que participó de manera oficial en la fundación del PCM histórico; estando él en China, participa en la fundación del Thanh Nien, una organización de jóvenes vietnamitas exiliados en China, cuyo objetivo era la revolución de obreros y campesinos en Vietnam. De este período brota su escrito sobre la colonización francesa de Indochina en el que describe el proceso del desarrollo del capitalismo en Vietnam, un artículo inspirado en “El Desarrollo del Capitalismo en Rusia” de Lenin.

En 1930, con motivo de la fundación del Partido Comunista de Indochina, hace un llamado a los trabajadores, jornaleros, jóvenes y estudiantes a luchar junto al PCI por la revolución proletaria, por un gobierno de obreros, jornaleros y soldados. De 1933 a 1938 se vio obligado a exiliarse en Moscú tras la ocupación japonesa de Vietnam. En 1935, asistió al VII Congreso de la Comintern.

En 1941, tras el estallido de la II Guerra Mundial y la invasión nazi sobre Francia, decide regresar a Indochina para aprovechar la debilidad del invasor francés, y funda el Viet Minh, a la par que ejerció la dirección del PCI contra el imperialismo en Indochina, contra la invasión colonial. Una vez terminada la IIGM en 1945, al frente del pueblo de Vietnam, proclama la independencia y la construcción del socialismo en Vietnam. Durante este período, Francia intenta retomar la posesión colonial de Vietnam, lo que desata una nueva guerra y provoca la división de Vietnam en un estado Norte, dirigido por los anticolonialistas con Ho Chi Minh al frente, y un estado Sur, territorio ocupado por los colonialistas franceses. Esta guerra se salda con la victoria del Norte en 1954. Sin embargo, en 1955 comienza un nuevo intento de ocupación, esta vez liderado por el ejército estadounidense, con miras a debilitar las tentativas de construcción de un estado socialista en Vietnam. Ho Chi Minh fallece en 1969, 6 años antes de la expulsión del ejército invasor de Vietnam, por lo que no le fue posible ver realizada la tarea de construcción de un estado socialista.

Sin embargo, incluso durante el período de la guerra, nunca cesó de de su tentativa de empujar a su compatriotas y a la clase trabajadora de Vietnam, a marchar por la senda del socialismo. En 1949, pese a que el Partido Comunista de Indochina había sido disuelto legal (pero no formalmente), escribe el “Llamado a la Emulación Patriótica”, donde, al igual que Lenin casi 30 años antes, hacía un llamado a todos los comunistas y trabajadores a continuar organizando la emulación, es decir, el trabajo diario para preservar la libertad, que en aquel momento estaba ligado a la independencia de Vietnam de la opresión colonial.

Los ejemplos de su adhesión a las enseñanzas y el camino marcado por Lenin y la Comintern, continúan siendo constantes aún más delante. Vemos pues que incluso después de disuelta la Comintern, Ho Chi Minh continuó siendo un militante del Partido de Partidos.


http://elcomunista.nuevaradio.org