Enviar por e-mail el artículo

Cuento de dos partidos


Diego Torres :: 26.06.11

A pesar de los constantes y socarrones comentarios sobre la manera atrabancada en que manejo, múltiples condiciones llevan a que una y otra vez quede al frente del volante. A veces es la falta de licencia de otro camarada, a veces la falta de sueño, en fin.

Esta vez el viaje, pese a que era largo y complicado o más bien por eso, era urgente. Había que salir cuanto antes. Habíamos perdido mucho tiempo dando vueltas en un pueblito donde las calles, todas de doble sentido, aparentemente no llevaban a ningún lugar.


Tu Nombre:
Tu email:
(no obligatorio)

E-mail del destinatario: