Discurso de la Secretaria General del CC del KKE, camarada Aleka Papariga en el homenaje a Kostas Varnalis

El Comunista
21.Jun.11 :: Opinión

Hoy estamos cumpliendo nuestra promesa de hacer un segundo simposium científico, el primero fue dedicado al trabajo de Giannis Ritsos, hoy a Kostas Varnalis, el poeta, el escritor en prosa, el hombre que a través de su trabajo puso énfasis en el pensamiento crítico filosófico y tuvo como su fuente de inspiración los problemas de la clase trabajadora y el nivel de su conciencia, pobreza, enfermedad, tuberculosis, es decir, a aquellos que murieron en la lucha y por la explotación.



No nos detendremos aquí. Con la ayuda de amigos y asociados, y todos aquellos que deseen contribuir, estamos determinados a continuar, para destacar en un modo sistemático el trabajo de importantes intelectuales, artistas y militantes que dedicaron sus vidas para el despertar cultural y la creación, en orden de proveer profundidad, significado, ideales, coraje y alma a la gente en lucha; para el trabajador atormentado por la explotación clasista, para el trabajador oprimido, para el protagonista en la producción de riqueza. Para aquellos que, aún si ellos mismos son alienados desde la riqueza cultural, son la inspiración de grandes trabajos que perdurarán por muchos años más, por siempre.

No tengo intensión de analizar la contribución y el trabajo de Kostas Varnalis para el enaltecimiento del camino de nuestra gente, de sus gloriosas luchas y sus grandes coyunturas históricas. Esto será hecho por todos aquellos que hablarán desde este estrado, pues ellos tienen más conocimiento y lo harán más adecuadamente para este tema que yo.

Siento la necesidad de concentrarme en algo que es particularmente actual e interesante hoy, sorprendente y conmovedor: cómo este hombre a una edad relativamente tardía, más de 30 años de edad, al inicio del siglo pasado, alguien de una muy próspera familia para los estándares de hoy en día, escapó del mundo del idealismo, metafísica, culto a los ancestros, nacionalismo, misticismo, conservadurismo lingüístico, el elaborado verso que ensalza totalmente las limitadas experiencias personales, y cómo cruzó hacia el mundo de la gente trabajadora, del materialismo histórico, internacionalismo, demoticismo[1], hacia el mundo del arte con un punto de vista político y social para la gente, para el trabajador. Cómo manejó el despojarse a él mismo del bien conocido y persuasivo —hasta nuestros días— punto de vista del ‘arte por el arte’ y adoptó la visión del arte para la gente, la lucha, la sociedad y el socialismo-comunismo.

Esto no fue algo que sucediera por accidente. Porque este gran poeta y figura literaria experimentó muy directamente el carácter de nuestra era, que es la era de la transición del capitalismo al socialismo. Éste es el carácter de nuestra era hoy en día, a pesar del hecho de que, por razones muy específicas, el primer intento de construir el socialismo fue inesperada y salvajemente invertido.

Uno podría decir que el salto que dio Varnalis era más sencillo en ese periodo, mientras que hoy, cuando la humanidad está experimentando trágicamente la gran pérdida del sistema socialista, no es posible para tales mentes —artistas e intelectuales— dar un paso al frente, que no es posible que tal conversión radical pueda ocurrir.

Sin subestimar el peso de este revés temporal, porque de eso es de lo que estamos hablando, nosotros aseguramos que no vemos la realidad de manera pesimista y fatalista. Por el contrario, nosotros creemos que la fase actual puede despertar y consistentemente cambiar las decisiones de importantes artistas, científicos e intelectuales y transformar su trabajo en un llamado de clarín y una fuerza dirigente para un contraataque. Porque hoy hay gente, mujeres y hombres trabajadores, que sufren, y hoy hay importantes luchas populares y de la clase trabajadora. Hay más conocimiento y más experiencia.

No olvidemos que, entonces, en las primeras décadas del siglo xx, durante y después de la primera guerra mundial, en los años entre las guerras, muchas personas talentosas e inspiradas en paralelo a, o con Varnalis crearon trabajos, pero permanecieron estáticos, retirados, sin corazón; no querían tomar los mensajes de la era y los tormentos de la gente, despreciando el hecho que ellos lo experimentaron y lo sintieron. Al final ellos prefirieron conservar grandes nombres en un mundo pequeño, lejos de la gente y aun desconocidos por ella. Para ponderar cuáles de sus trabajos fueron de mérito, promovieron valores positivos, pero al final permanecieron desconocidos por la mayoría de la gente.

Poetas militantes y figuras literarias existieron antes de Varnalis y sus compañeros. Hubo varios que fustigaron a la guerra y los ocupantes, en Grecia o en otras partes. La grandeza de Varnalis fue que él no sólo vio al ocupante, mas correctamente, él tomó este enemigo en cuenta. Pero fue a mayor profundidad, con una perspectiva más amplia y un horizonte. Él declaró como su enemigo al más grande enemigo de la gente: el capitalista y el capitalismo, que producen por igual la guerra y la pobreza, y es desde el capitalismo que emerge el ocupante, el colonialista y el tirano contra las personas.

El poeta, el hombre de letras que desea transmitir ideas filosóficas, teóricas radicales, que no son del agrado de aquellos intelectuales incapaces de ir más allá de las ideas de la revolución burguesa francesa, es castigado severamente por sus colegas, ya sea por la guerra abierta o por el silencio consciente para que su trabajo permanezca lejos de la gente, lejos de aquellos que tienen sed de algo progresista y revolucionario.

El inolvidable Michalis Papaioannou, a fin de demostrar que tan profunda e incesante era la lucha entre la clase burguesa y la clase trabajadora, como se expresa en la poesía y el arte, cita dos versos, uno de Kostis Palamas y otro de Kostas Varnalis, del período entre las guerras, después de la Revolución de Octubre y el desastre de Asia Menor.

En 1935, Varnalis escribió: ‘Por todo el mundo, los así llamados socialistas son peligrosos enemigos del proletariado. ¿Por qué? Porque bajo el pretexto de que ellos son los amigos de las masas, los engañan y subyugan suave y dulcemente a los intereses del capitalismo’.

Kostas Varnalis experimentó la persecución del silencio, la calumnia, y los prejuicios sobre su obra, pero eso no lo hizo doblar la rodilla. Se le acusó de intransigencia, pero la censura era un título de honor para él, un premio y un trofeo. Su firme adhesión a las ideas radicales, a los principios que rigen la lucha contra la explotación de clase, es decir, coherencia, lealtad, valentía, amor y simpatía por las personas que trabajan, para los que sufren.

Varnalis no sólo recibió tal fuego enemigo cuando, consciente y voluntariamente, cambió de bando. Fue tratado como un enemigo cuando fueron dados los primeros pasos para la liberación de la clase trabajadora, en un periodo donde los trabajadores globalmente sentían una fuerte emoción acerca del primer Estado de los trabajadores en Rusia.

En la primera etapa, Giannis Kordatos estuvo con él y, posteriormente, Glinos, Golphis, Karthaios, Paroritis y Tagopoulos.

Después lo combatieron, tanto con silencio como con persecución, después de la guerra, a principio de los años cincuenta, cuando el movimiento popular estaba en reflujo, en condiciones de ilegalización del KKE, con persecución extensa, ejecuciones y tortura. Hubo un intento aún de gente progresista, que estaba asustada, para que Varnalis fuera borrado del mapa de los grandes poetas..

Al final Varnalis sigue siendo el guía, el poeta popular y el hombre de letras al lado de la gente.

Permítanme terminar con estas palabras en un tema que personalmente afectó a Varnalis en su vida y en su trabajo. Éste es un tema que es tanto profundamente político como cultural. Kostas Varnalis, el arcaísta y el defensor del dialecto kazarévusa,[2] quien había sido iniciado esencialmente en letras clásicas y antiguas que creativamente reprodujo en su trabajo, se convirtió en un combativo defensor del dialecto demótico, junto con otros con los que llevó a cabo la lucha en la cuestión lingüística con sustancia y profundidad política.

Como partido, por una serie de razones objetivas, a pesar del hecho de que hemos hecho una gran contribución histórica a la cuestión del lenguaje, no hemos sido capaces de profundizar nuestro pensamiento en una cuestión tan importante. Claro que el arcaico dialecto kazarévusa es un lenguaje que al final perdió la batalla[3] contra el dialecto demótico, algo que sin duda se resolvió bastante tarde. ¿Qué tan clara, no obstante, fue esta victoria?

Hoy el problema del lenguaje sobre el desarrollo del idioma griego después del establecimiento del dialecto demótico como lenguaje oficial es masivo y particular. Espero que como partido en los próximos años podamos hacer algo, pues tenemos algo que decir y pensamos profundamente al respecto. Es un tema conectado por igual con la educación y con la cultura.

No deseo que los trabajos de esta junta sean exitosos, estoy segura de que lo serán.

No virus found in this message.
Checked by AVG - www.avg.com
Version: 10.0.1382 / Virus Database: 1513/3716 - Release Date: 06/20/11

[1] Movimiento cultural griego que proponía recuperar la tradicional cultura popular de este país. [Nota del traductor].

[2] Variante culta y arcaizante del idioma griego que se acerca al griego antiguo y a la que se proponía volver para evitar barbarismos, en contraposición con la forma “demótica” (literalmente significa lengua del pueblo) del griego, forma más popular que usaba el común del pueblo.

[3] La polémica entre los dialectos griegos acabó resolviéndose en 1976, cuando el griego demótico se convirtió en la lengua oficial de Grecia. Con todo, un buen número de elementos léxicos, sintácticos y fonéticos del kazarévusa se fueron integrando en la lengua popular.