El movimiento anti-vacunas y sus implicaciones

Maria Crítica
05.Ago.19 :: Opinión - Cultura

¿Qué es, quién y por qué lo promueven?



En los últimos años el movimiento anti-vacunas ha cobrado importancia y sus promotores han ido en aumento. Sin embargo, no podemos ignorar que se trata de un plan malvado, que si bien se puede abordar desde diferentes puntos de vista, éste siempre está en detrimento de nuestra clase.

Las vacunas son preparaciones destinadas para generar inmunidad contra una enfermedad estimulando el fortalecimiento de barreras defensivas (piel, mucosa saliva, etc.) y la producción de moléculas defensoras (anticuerpos)(1) y habitualmente se administran por inyección y algunas veces con vaporizador nasal u oral.

Los diferentes tipos de vacunas son eficaces, seguras y han salvado a más de 10 millones de vidas de seres humanos ayudando a controlar enfermedades y es un derecho de cada persona que proporciona beneficios a la humanidad. A pesar de tener el estimado de que las vacunas están evitando la muerte de 3 millones de muertes y 2,5 millones de niños al año, desde 1763 en Francia se generó información falsa por los religiosos que ayudó a gestar el movimiento antivacunas en Europa.

En Estados Unidos, William Tebb reconocido por ser anti-vacunas visitó EUA para inspirar el desacuerdo con la vacunas (3). Ahora en el 2019, 2,799 estudiantes de escuelas públicas de Nueva york rechazan las vacunas (4). En Pakistan, Afganistan y Malaysia se mal informó a las comunidades musulmanas, y se les impulsó a rechazar las vacunas. Además, religiones como el hinduismo, el cristianismo, el catolicismo romano, el cristianismo protestante, tienen comunidades que rechazan las vacunas por el uso de tejido fetal humano abortado y gelatinas derivadas de animales (5).

Recientemente se ha fortalecido el movimiento anti-vacunas por la publicación de “The Lancet” del Dr. Andrew Wakerfield que relaciona la vacuna de MMR y el autismo (6,7). La publicación fue polémica y tras demostrar conflictos de interés y datos falsos se retiró la publicación. Con esto podemos darnos cuenta del impulso que dan las ideologías burguesas al movimiento anti vacunas desde hace muchos años, actualmente usan herramientas tecnológicas como el internet para invadir de información falsa, insertando la idea de que las vacunas contienen plomo, aluminio, formaldehído y se asocian con el autismo entre otras ideas que no son respaldadas por datos científicos.

Llevar una idea anti vacunas de un país a otro puede ocasionar una guerra. Hay países con gran inversión en ciencia y tecnología, con capacidad de resolver problemas epidemiológicos con vacunas y se ven desarmados ante el miedo en su población. Es una forma en la que nuestra clase proletaria se ve sumamente vulnerable por la ignorancia en la que nos han sumergido. Es una guerra en la que los burgueses ganan por todos lados, si hay menos personas que aceptan las vacunas, menos invierten en salud pública. Aquellos que necesitan las vacunas y el Estado no las proporciona, las pagan a los burgueses de empresas farmacéuticas transnacionales.

Nuestra clase proletaria no debe permitir que se mantenga sometida en la ignorancia, porque nos cuesta la vida. Es por esto que debemos seguir exigiendo mejorar el sector de educación que nos permita entender y actuar científicamente, debemos seguir exigiendo mejorar el sector de salud, para tener la mejor atención médica que se merecen los trabajadores del mundo y además seguir exigiendo mejorar el sector de ciencia y tecnología que generar y mejorar las vacunas.

1. Vacunas (mayo 2019) Recuperado de :https://www.who.int/topics/vaccines/es/
2. Dai, X., Xiong, Y., Li, N., & Jian, C. (2019). Vaccine Types. In Vaccines. IntechOpen.
3. The Impact of the Anti- Vaccination Movement on Public Health https://www.cap.edu.mx/pasmun.org/assets/files/WHO.pdf
4. Ben Chapman (2019) New York Daily News Recuperado en : https://www.nydailynews.com/new-york/education/ny-nyc-public-school-students-refused-vaccines-20190410-4yy67×3jtzb2zhnrzsvbt7pfyy-story.html
5. Wombwell, E., Fangman, M. T., Yoder, A. K., & Spero, D. L. (2015). Religious barriers to measles vaccination. Journal of community health, 40(3), 597-604.
6. Wakefield, A. J., Murch, S. H., Anthony, A., Linnell, J., Casson, D. M., Malik, M., … & Valentine, A. (1998). RETRACTED: Ileal-lymphoid-nodular hyperplasia, non-specific colitis, and pervasive developmental disorder in children.
7. Hussain, A., Ali, S., Ahmed, M., & Hussain, S. (2018). The anti-vaccination movement: A regression in modern medicine. Cureus, 10(7).