CoDi: el jugoso negocio que AMLO ha entregado a los banqueros

Héctor Maravillo
31.Mar.19 :: Noticias nacionales

El CoDi forma parte de los planes de la banca mexicana, este proyecto había sido planteado y solicitado a la administración anterior, pero ha sido con la actual con la que lograron concretar un “acuerdo”.



“…Los bajos precios de sus mercancías constituyen la artillería pesada que derrumba todas las murallas de China y hace capitular a los bárbaros más fanáticamente hostiles a los extranjeros…” Marx y Engels, Manifiesto del Partido Comunista

Al momento de terminar este artículo, estaría iniciando la 82 Convención Bancaria de la Asociación de Bancos de México (ABM). Durante dos días (21 y 22 de Marzo) la crema y nata del poder financiero en nuestro país se reunirán en el lujoso hotel Princess Mundo Imperial de Acapulco para decidir, como cada año, sobre el futuro de nuestro país. Junto a los representantes de los grandes tiburones del dinero, nacionales y extranjeros como BBVA, Citigroup, HSBC o Banco Azteca, conversarán y negociarán con los encargados de las finanzas estatales, el gobernador del Banco de México, secretarios y subsecretarios de la SHCP y el presidente de la Comisión Nacional Bancaria de Valores. La Convención culminará con un banquete presidido por el presidente López Obrador, quien garantizará a los bancos que está todo listo para que puedan iniciar con la operación del CoDi.

¿Qué es el CoDi? El CoDi o Cobro Digital es una plataforma única lanzada por el Banco de México que permite a cualquier usuario -que cuente con una cuenta bancaria y un smartphone Android o iPhone- realizar pagos, compras y otras transacciones por medio de un código QR.

¿Por qué les interesa tanto a los bancos el CoDi? Uno de los grandes dolores de cabeza que aflige a los bancos en nuestro país es el reducido nivel de bancarización. En términos simples, el bajo grado de utilización de productos financieros: las personas no contratan suficientes créditos para satisfacer su voracidad de ganancia. Si los clientes no se endeudan, los bancos no pueden cobrar intereses, mucho menos comprar y vender esa deuda. Con el CoDi la situación cambiará. Una localidad, podrá no tener bancos o cajeros, pero con un celular inteligente bastaría para que las personas y los comercios abrieran cuentas bancarias (por internet) para realizar transacciones controladas por los bancos. Con el CoDi destruirán el muro de la baja bancarización y conquistarán un mercado nuevo.

El CoDi forma parte de los planes de la banca mexicana, este proyecto había sido planteado y solicitado a la administración anterior, pero ha sido con la actual con la que lograron concretar un “acuerdo”.

No contento con entregarle el nuevo sistema de pagos por celular a los bancos, el Estado dirigido por AMLO les hace una ofrenda complementaria: sus programas de Bienestar. Miles de millones de pesos serán entregadas a personas de bajos recursos, adultos mayores, jóvenes, discapacitados… por medio de tarjetas bancarias (dicho sea de paso, manejadas por Banco Azteca quien presidirá la AMB con Luis Niño de Rivera), para inyectar dinero a este nuevo mercado cautivo. El gobierno de AMLO transferirá el presupuesto público a los grandes bancos, y donde los obreros y campesinos de nuestro país serviremos, al igual que un smartphone, de medio para realizar la transacción. Esto no sólo lo decimos los comunistas, sino también nuestros contrarios, los representantes de la burguesía, como impúdicamente confesó Ernesto Torres Cantú de Citibanamex (y futuro vicepresidente de la ABM), en una entrevista del 20 de marzo, quien explicó que: “el proporcionar los subsidios vía electrónica permite que la vida de las personas vaya mejorando al crearles, poco a poco, un historial de ahorro que les daría acceso al crédito”.

¿Y cual es el problema? En principio, suena bien. Poder realizar pagos por un celular, sin tarjetas de plástico, sin cajeros, sin efectivo, ahorraremos tiempo y estaremos más seguros (porque claro roban billetes, pero nunca celulares). Mas aún, tendremos un historial de manejo de cuenta y podremos acceder a un crédito. Pero quien ha tenido una deuda con Coppel, Elektra u otra tienda, sabe cual es la trampa de esos créditos. Uno compra un celular, unos tenis o un televisor y termina endeudado por algunos años, pagando dos o tres veces el valor de lo que lo compró. El problema es que bajo el capitalismo los obreros, los campesinos, los comerciantes pobres, estamos condenados a vivir al día, en el límite de la subsistencia. El salario no alcanza para tener una vida digna y cómoda, y el crédito bancario como un espejismo, permite satisfacer una necesidad un día a costa de hundirnos por debajo de ese límite por uno o varios meses. Mientras no tomemos el poder y la economía en nuestras manos, el Cobro Digital solo facilitará que nos atemos a una deuda que no somos capaces de pagar. Sin poder obrero, la tecnología estará al servicio de las ganancias, y no del bienestar de la sociedad.

El segundo problema, del CoDi es que acelerará la destrucción del pequeño propietario, de por sí ya empobrecido. Tal vez, el señor de la tiendita de abarrotes o de la farmacia tenga smartphone y sepa usar el Cobro Digital, pero la señora que vende sus verduras afuera del mercado o el artesano que vende sus productos en una zona turística es casi seguro que no. La región con más baja bancarización en el país, la joya de la corona por la cual pelean los grandes bancos, los monopolios comerciales (como Oxxo, Coppel y Soriana), es la región Sur-Sureste. Detrás de los proyectos de explotación y saqueo como el Tren Maya, el Tren Transístmico y el proyecto Sembrando Vida, y de la maquinaria de guerra contrarrevolucionaria que es la Guardia Nacional, vendrá el CoDi y sus códigos QR. Y cualquier muralla qué la fuerza estatal no doblegue, lentamente será erosionada y caerá ante las sutiles relaciones mercantiles, esta vez, a través de un simple celular.

PD. Por el momento el CoDi funcionará con la base de datos de huellas digitales del INE, pero muy pronto reaparecerá la propuesta calderonista de una base de datos biométrica para completar esta plataforma. Y apuesto que quien la presentará será algún congresista de MORENA.