Trabajadores de Coca Cola son un ejemplo de unión de la clase obrera

Laura Quintero

Entrevista con Juan Gaytán, vocero de los trabajadores de Arca Continental



Hace casi dos meses que estalló la huelga de los trabajadores de Arca Continental, empresa que embotella la Coca-Cola, en Matamoros, Tamaulipas. Pese a la represión y el hostigamiento que han sufrido los trabajadores, se mantienen en pie de lucha convencidos de que sólo la organización hará que sus demandas se escuchen, aseguró Juan Gaytán, vocero de los trabajadores de la empresa.

“Nosotros debemos ser un ejemplo para todos los obreros, para todos aquellos a los que se han violado sus derechos, se les ha reprimido, se les trata mal, este es un ejemplo de unión de la clase obrera. Me gustaría que todos los obreros de todas las ciudades se unieran para salir adelante, es una lucha histórica, no sólo de Matamoros, de todo Tamaulipas y de todo México, y ojalá pasará en todo el país y ser un ejemplo para otros países”, dijo Juan Gaytán a El Comunista.

Luego de los altibajos que han enfrentado los trabajadores, el viernes 29 de marzo los trabajadores que se mantienen en huelga desde el 16 de febrero fueron agredidos por unas 200 personas encabezadas por el gerente de recursos humanos y ex regidor panista del ayuntamiento de Matamoros, Hugo Rodríguez, quienes intentaron romper la huelga. El resultado es de cinco personas lesionadas, entre ellas una mujer embarazada.

“Llegaron personas de todo Matamoros, todo el pueblo se unió al ver la injusticia que estaba haciendo la empresa Arca Continental contra los obreros, y eran gente de confianza los que estaban golpeando a obreros”, detalló.

Pese a la desacreditación que han emprendido los medios de comunicación y diversos empresariales afirmando que la huelga es “ilegal”, el representante de los trabajadores dijo que ninguna fuerza ni federal ni estatal puede quitar la bandera, porque todo está bien, la huelga está dentro del marco de lo legal y no hay ningún inconveniente. Además, aseguró que es una vergüenza que los medios sigan difundiendo que es ilegal.

Gaytán dijo que la empresa Arca Continental no se ha prestado al diálogo y nunca se ha acercado para proponerles algo a los trabajadores y obreros, “ellos no quieren negociar, lo único que quiere es que los sigamos trabajando y que no exijamos nuestros derechos”, afirmó.

Juan, que es uno de los cerca de 400 trabajadores que se mantienen en huelga, afirmó que se siente muy orgulloso de participar en este movimiento porque está seguro de que en Matamoros las cosas van a cambiar, hay mucha gente harta de lo que está pasando en esta ciudad que se està organizando.

El trabajador tamaulipense dijo que para él y sus compañeros la historia se ha vuelto un elemento muy importante porque les ha ayudado a valorar y les ha enseñado a no perder la brújula por la que otras personas han luchado.

“Las huelgas son consecuencia del hartazgo del pueblo, la culpa es de la opresión histórica y de lo que hemos sufrido laboralmente.”, afirmó.
Tamaulipas se convirtió en el epicentro de uno de los movimientos de trabajadores más importantes de los últimos años y estuvo protagonizado por más de 40,000 trabajadores de la industria maquiladora, automotriz principalmente, y si algo quedo evidenciado son los bajos salarios y la precariedad que se vive en México.

Diversos organismos empresariales de la región e incluso nacionales advirtieron que de no resolverse estaban en peligro miles de fuentes de empleo, pero una de las principales preocupaciones es que hubiera un contagio en otros municipios de la frontera.