La trampa del aumento al salario mínimo

    ()

¿Qué es lo que López Obrador no dijo ni explicó sobre el aumento al salario mínimo?


El 17 de diciembre de este año, con bombos y platillos, López Obrador, rodeado por la plana mayor de los dirigentes charros, o como escribe la Jornada “los líderes históricos del sindicalismo oficial e independiente”, es decir, Francisco Hernández Juárez de la UNT, Carlos Acevez del Olmo de la CTM entre otros, así como de los representantes patronales de la Confederación Patronal de la República Mexicana y del Consejo Coordinador Empresarial, anunció el histórico aumento al salario mínimo general del 16.21%.

Dicho aumento se realizó bajo el esquema mixto de un monto independiente de recuperación fijo de $9.90 y un incremento porcentual de 5% que representa un aumento de $4.42, dando un total de $14.32 por lo que el salario mínimo pasó de 88.36 a 102.68 pesos diarios y da como resultado un total de 3 mil 121 pesos mensuales, este es el salario que percibirían 6 millones 462,570 trabajadores durante 2019, con jornadas laborales que va de 12 a 15 horas diarias.

Pero hablaba de una trampa, pues lo que López Obrador no dijo es que el 16.21% de incremento no será aplicado a los salarios profesionales, sino solo se les aplicará el 5% y lo mismo sucederá con las pensiones y todas las prestaciones que perciben los trabajadores que se calculan con el aumento a los salarios, solo recibirán un incremento del 5%.

El actual presidente se llenó la boca al decir que es una recuperación del poder adquisitivo de los obreros, cuando el rezago de los salarios con respecto a la canasta básica es de más del 35%. Si el mismo Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social) ha dicho que se requieren por lo menos tres salarios mínimos para cumplir con lo que señala la Constitución, esto es que el salario que debe percibir un trabajador debe ser suficiente para cubrir las necesidades de él y las de su familia.

Si a esto le agregamos que los aumentos harán que los patrones, que en lugar de contratar a los trabajadores directamente lo hagan a través de los intermediarios, llamados outsourcing, quienes contratan a los trabajadores por el salario mínimo sin prestaciones, aumentando la miseria y explotación. Eso lo comprobamos con el crecimiento del outsourcing en estos últimos años. En muchas empresas despiden a los trabajadores para contratarlos por medio de estos intermediarios.

Por lo que demandamos la derogación de la reforma laboral, aumento de los salarios como lo señala el Coneval además de aplicar el control de precios.