Los monopolios en la política, lo demás son distractores

Marco Vinicio Dávila, miembro del Buró Político del PCM

Hemos afirmado infinidad de veces que en la época actual los monopolios determinan la actividad económica en el mundo y por consecuencia la actividad política en los países donde se asientan. Ellos son, por tanto, los grandes electores que imponen a quien ha de velar por sus intereses.



Es complejo determinar con exactitud qué posición política respaldan los monopolios, por la amplia red de intereses monetarios que entretejen inversiones e inversionistas, por lo que sostienen representantes y personeros en todos los partidos políticos electorales para resguardo de sus intereses pero, reconociendo las cabezas más visibles de los grupos financieros, ubicamos a algunos de los principales monopolios más cercanos a morena y con el PRI, dejando fuera y sin ninguna posibilidad a Anaya, el candidato del otrora partido de los ricos, el PAN, ha dejado de serle útil a la burguesía, lo mismo que la “vieja” socialdemocracia del PRD; por lo que ahora le apuestan a la “nueva” socialdemocracia, de discurso demagógico pero fresco y con arrastre popular.

Por eso, aunque para esta elección presidencial existen tres candidaturas, es posible determinar sus posibilidades reales en la contienda a partir de analizar a los quince mexicanos multimillonarios que aparecen en la lista de “los más ricos del mundo” de la revista Forbes, a ojo de buen cubero (hace algunos años trabajé cubicando madera, en un monopolio gringo, en la frontera tamaulipeca), seis dan su apoyo a López Obrador, que no quiere decir que apoyen a morena; los otros nueve están apoyando al PRI, aunque no necesariamente a Meade.

Así tenemos que, hasta ahora López Obrador es quien tiene el respaldo de los monopolios más fuertes, ya que las seis fortunas que lo respaldan suman 65,100 millones de dólares, mientras que al PRI, lo apoya una fortuna acumulada de 51,600 millones de dólares. Como todavía no empieza la campaña electoral, los “enlaces empresariales” de ambos, en el caso de AMLO, es Alfonso Romo continúan haciendo lobby y cabildeo para convencer a más monopolios de sumarse a su respectivo proyecto.

AMLO:
1.- Carlos Slim, 54 mil 500 mdd.; Grupo Carso, Grupo Condumex, Grupo Sambors, América Movil, Aeronáutica
2.- Ricardo Salinas Pliego, 3 mil 600 mdd.; Grupo Salinas.
3.- Emilio Azcarraga Jean, 2 mil 100 mdd.; Grupo Televisa.
4.- Carlos Hank Rhon, 1mil 900 mdd.; Grupo Financiero Norte (Banorte) Grupo Gruma, Grupo Hermes.
5.- Roberto Hernández Ramírez, 1 mil 800 mdd.; Grupo Banamex.
6.- Alfredo Harp Helú, 1 mil 200 mdd.; Grupo Martí.

PRI:
1.- Germán Larrea Mota-Velazco, 13 mil 800 mdd.; Grupo México.
2.- Alberto Bailleres González, 10 mil 800 mdd.; Grupo Bal.
3.- María Asunción Aramburuzabala, 5 mil 800 mdd.; Grupo Modelo,
4.- Eva Gonda de Rivera, 5 mil 600 mdd.; Grupo FEMSA.
5.- Juan Francisco Beckmann Vidal, 5 mil 200 mdd.; Grupo José Cuervo.
6.- Gerónimo Arango, 4 mil 200 mdd.; Grupo Walt Mart México.
7.- Antonio Del Valle Ruíz, 3 mil mdd.; Grupo Kaluz, Mexichem.
8.- Rufino Vigil González, 2 mil mdd.; industrias CH.
9.- David Peñaloza Alanís, 1 mil 200 mdd.; Pinfra