El Congreso espurio del SNTSS y la lucha disidente

Miguel Uribe

El día 10 de octubre se llevó a cabo el LVI Congreso Nacional Ordinario del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS). Al mismo tiempo, en contra parte al congreso charro, Resistencia IMSS, El Partido Comunista de México (PCM) y otras organizaciones, realizaron un Congreso Alternativo afuera de las instalaciones centrales del IMSS, que se encuentran en Reforma.



A diferencia de la simulación de congreso del sindicato charro, el Congreso Alternativo demostró ser un verdadero ejercicio democrático para los trabajadores de la salud, ya que en él se presentaron propuestas en base a las problemáticas reales que sufren. Entre estas propuestas estaban las de auditoría a los recursos del sindicato y el IMSS, alto a la agresión y al terrorismo sindical, destitución de Manuel Vallejo Barragán, alto a la privatización y subrogación de los servicios médicos y la creación de una secretaria de jubilados, etc.

El Congreso Alternativo finalizó con la aprobación de todas las propuestas ahí expuestas y se acordó que serían el estandarte de la lucha en defensa de la seguridad social, los derechos laborales y en contra del sindicato charro que dirige Manuel Vallejo. En apoyo a los compañeros que fueron a manifestarse afuera del congreso charro en Saltillo, como fue el caso de Rafael Soto, integrante de Resistencia IMSS, el Congreso Alternativo cerró reforma por unos instantes.

Es necesario puntualizar que el contexto en que se desarrolla el congreso charro del SNTSS, es en un momento en el que la represión del sindicato hacia sus bases se ha agudizado a consecuencia del avance a la reforma a la salud, que implica la privatización de la seguridad social y el desmantelamiento del contrato colectivo. Esto se ha demostrado con los más de diez mil sancionados y rescindidos que hasta el momento existen.

Es obvio que el secretario charro Manuel Vallejo Barragán sirve a los intereses de monopolios capitalistas, los cuales buscan privatizar totalmente la seguridad social. En ningún momento Vallejo y su grupo en el poder del sindicato han defendido en verdad a los trabajadores de la salud, por el contrario, sus funciones se han caracterizado, por una parte, en persuadir a la base trabajadora del sector salud de que no pasa nada, de que la privatización no existe, de que el contrato colectivo no se modificará en perjuicio de ellos, y, por otra, en reprimir y atemorizar a toda disidencia.