Sobre los diálogos de paz en Colombia.

Federación de Jóvenes Comunistas

El sábado 3 de Diciembre se constituyó en la CDMX el Comité Nacional Preparatorio (CNP) de las organizaciones miembro de la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD) en México rumbo al 19º Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes (FMJE) a celebrarse en Rusia, en octubre de 2017. Durante la actividad las organizaciones presentes dieron su posicionamiento frente a los Diálogos y firma de Acuerdos de Paz en Colombia. A continuación el documento leído por la FJC:



Dos de los principios que ejerce cotidianamente nuestra organización son el internacionalismo proletario y la solidaridad. Estos principios los practicamos de forma abierta porque reconocemos que el capitalismo en su fase imperialista tiene que ser combatido a escala mundial, por ende, todos los esfuerzos políticos que tengan como objetivo la destrucción del capitalismo tendrán siempre nuestro respaldo.

Nuestra organización está atenta de la lucha del pueblo colombiano contra el capitalismo y los gobiernos reaccionarios que han gobernado a sangre y fuego. Hemos sido solidarios con las organizaciones, movimientos de masas y en especial con el PCCC y las FARC-EP, ya que, contra viento y marea se reivindicó la lucha por el poder y el socialismo, y con las armas en la mano la reivindicación política del uso de la violencia revolucionaria para hacer frente a la burguesía colombiana y al imperialismo estadounidense.

Nuestra organización desarrolló acciones de solidaridad con la insurgencia comunista colombiana las cuales fueron profundizándose en el momento en que se les pretendió aislar y criminalizar sobre todo después del 11 de septiembre de 2001 cuando los EEUU lanzaron la cruzada contra el terrorismo. En esos años empezó el seguimiento de los organismos de seguridad mexicanos en contra nuestra, el hostigamiento mediático y la criminalización de nuestra actividad política de solidaridad con las FARC-EP, la cual alcanzó su punto más álgido cuando la ahora ex – candidata Hillary Clinton y el Presidente Álvaro Uribe acusaron a nuestra organización y a sus cuadros de dirección de colaborar con la guerrilla comunista. Aun recordamos las presiones políticas que se ejercieron sobre nosotros posterior al 1 de Marzo de 2008 con el bombardeo al campamento del Comandante Raúl Reyes y el asesinato de nuestros compañeros Verónica, Juan, Fernando y Soren.

Con relación a la firma de los Acuerdos de Paz y la implementación de los mismos nuestra organización tiene opiniones y preocupaciones motivadas por distintos elementos del curso de la lucha de clases que se vive en el planeta, nos referimos por ejemplo a la agudización de las contradicciones inter-imperialistas entre las distintas potencias y centros imperialistas, la profundización de la crisis capitalista de sobreproducción y sobreacumulación, el agotamiento de los gobiernos progresistas en América Latina, y en el caso particular de Colombia los continuos crímenes contra militantes de la JUCO, Marcha Patriótica, Unión Patriótica, PCC y de más organizaciones campesinas, obreras y de derechos humanos.

Consideramos que los elementos de la lucha de clases que hemos señalado dificultarán y harán mucho más sinuoso el camino que los compañeros de las FARC-EP han decidido emprender para la dejación de las armas y el paso a una actividad política abierta al interior de la institucionalidad burguesa.

Por último señalar que las opiniones y preocupaciones que tenemos surgen a partir de un profundo respeto a los miles de guerrilleros que durante más de medio siglo mostraron la resistencia, la valentía y la entrega que un ejército del pueblo puede tener frente a las arremetidas más furiosas de los EEUU.

Federación de Jóvenes Comunistas.