Sobre la propuesta patronal al incremento al salario

Alejandro Aguilar, Observatorio Laboral de las Altas Montañas.

El aumento que propone la COPARMEX de que el aumento al Salario Mínimo debe ser nominal, no porcentual, no ofrece nada nuevo, es apenas un incremento salarial para cumplir los estándares de bienestar establecidos por la CONEVAL. Sin embargo, la propuesta de esta central patronal define que “es urgente que el Poder Legislativo apruebe ya la Ley Reglamentaria para dar mayor certeza y claridad sobre la Unidad de Medida y Actualización (UMA) y, particularmente, que tanto el IMSS como el Infonavit la usen ya como referencia para las cotizaciones, y no utilicen por más tiempo el Salario Mínimo. Esto es lo que referimos en otro momento, la patronal necesita que las cotizaciones se tomen a partir de la UMA que sustituye al salario mínimo, esto es, que las cotizaciones estén subordinadas a medidas menores que la del salario mínimo y además, que estén supeditadas a las fluctuaciones de la inflación y otros indicadores, una propuesta que daría otro golpe más a los trabajadores.



Insistimos que esto tema del incremento del salarial sería una bandera electoral para el 2018, MORENA ha empezado ya con esto y no dudamos que otros partidos en su campaña electoral hagan lo mismo.

SOBRE LA DESINDEXACIÓN DEL SALARIO, ¿QUE IMPLICARÍA PARA LOS TRABAJADORES?

Esta iniciativa tiene como eje el desvincular las mismas prestaciones laborales con los salarios para corresponderlos con la UMA. Existe una perversión por parte del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) que en enero del 2016 había propuesto esto, primero, las condiciones laborales (prestaciones) las sometería a flexibilización de acuerdo a las variables de la inflación, fuera de que esto pudiera, hipotéticamente ser positivo para conservar fuentes de empleos eliminaría muchos derechos laborales, luego, en segundo termino, se abre la posibilidad de que los salarios y demás prestaciones estén totalmente vinculadas a la productividad, esta situación sería la total flexibilización de la fuerza de trabajo y su consecuente desvalorización, eliminando toda conquista obrera pero además llevando las relaciones laborales a relaciones civiles y mercantiles en un proceso de deslaborización, es decir, de encubrimiento de las relaciones de explotación asalariada como se ha venido dando.

Por esto, en una situación dónde las prestaciones no estén medidas por un salario base mínimo sino por la UMA o el nivel de inflación, degradaría todo derecho laboral. El CCE propone y busca que las prestaciones (seguridad, vivienda, PTU, aguinaldo, vacaciones, etcétera) estén vinculadas a este nivel de inflación y dejan el margen para vincular el salario la productividad.

Pero el mismo PRD a través de Alejandro Encinas había reconocido que esta modificación de desindexar el salario no traería ningún beneficio para el poder adquisitivo de los trabajadores mexicanos. Desde luego, los raquíticos aumentos de cada año son sólo una burla. La presente iniciativa del PRD y donde la patronal (a través del CCE) pretende es cargar el peso de la inflación a los salarios. Si la idea, como se ha mencionado, es cargar la inflación a los salarios. Que los trabajadores carguen con esto de manera directa. Visto desde otra perspectiva, es un mecanismo de control para desvalorizar el salario y la fuerza de trabajo.

REFORMA LABORAL: 2017.

Lo que hay que observar es el lado B de este disco del tema del alza al salario. La STPS anuncia al mismo tiempo que habrá una reforma laboral el año que viene en cuanto a temas como laudos, despidos injustificados o justificados unilaterales; peritos no acreditados en juicios, y presentación de testigos falsos en las juntas de conciliación. Esto es lo que venimos diciendo, que los nuevos tribunales de lo laboral tendrán mayores facultades para “impartir justicia”, lo que representa un mayor autoritarismo desde el mismo estado para la clase trabajadora. Desde luego no desaparecen las Juntas de Conciliación, sólo traspasa sus facultades a otra instancia, al Poder Judicial.

El panorama es que con esta reforma laboral, que desde luego implica el tema del incremento al salario mínimo, se desenvuelve en todas estas modificaciones: a un mayor control sobre la clase trabajadora y la desvalorización la fuerza de trabajo. Porque con el incremento salarial se apuesta a desvincular las cotizaciones patronales del salario mínimo y disminuir estas aportaciones, porque incluso en otro momento se puede corresponder las cotizaciones a la productividad; porque con la transparencia sindical se fortalece el boletinaje de los trabajadores; porque con el traspaso de impartición de justicia a los Tribunales Judiciales sólo se dan mayores facultades al estado para conciliar los conflictos sin la debida representación obrera, que desde luego existió de manera simulada con el charrismo, pues ahora desaparecida la figura tripartita la clase trabajadora tendrá nula representación, a su vez, se pondrán nuevas trabas con esta intención de reforma del 2017, si observamos los temas como de “peritos acreditados” es confirmar que sólo serán defensores laborales los acreditados por el mismo estado, en otro momento el trabajador era su mismo defensor o su representación sindical, pues quedará posiblemente eliminado esta posibilidad con las nuevas modificaciones del 2017.

Tenemos en proceso una serie de modificaciones al mundo laboral, en la del 2012 que fue principalmente con el tema de la subcontratación y su regulación que fue un fracaso. La actual, con estos de la impartición de justicia, la desindexación del salario y el rezago en su incremento, la cuestión de representación sindical; todo esto bajo dos condiciones, control sobre la insumisión obrera y, la desvalorización de su fuerza de trabajo. Con todo esto en primera instancia es evidenciar todo esto de los procesos de la reforma laboral.

Si consideramos todo este panorama entonces el asunto no es sólo el problema en cuanto a las cotizaciones con respecto a la UMA, el problema para los trabajadores es más complejo; las supuestas “bondades” de las recientes reformas han sido para tener mayor control y eliminación de los derechos laborales. ¿Que es lo mejor? La organización de la clase trabajadora.