La privatización y tecnificación de la educación en Oaxaca

Daniel Castro, FJC-Oaxaca

EstuEn Oaxaca desde hace algunos años la privatización de la educación en el nivel superior y la tecnificación de algunas carreras y escuelas de nivel media superior han ganado mucho terreno. En todo el estado existen 51 universidades privadas y sólo 33 universidades e institutos tecnológicos que caben como escuelas públicas; en la capital del estado donde se concentra el mayor número de estudiantes de nivel superior sólo existen 3 escuelas públicas de nivel superior y 27 escuelas privadas. La reducción de matrícula que año con año es muy considerable en las escuelas públicas de nivel superior, es uno de los principales motivos para que el número de escuelas privadas vaya en aumento.



Por si esto fuera poco algunas carreras en escuelas públicas incluso universidades completas se enfrentan a la tecnificación de la educación (esto se refiere a que se crean estudiantes menos pensantes y más autómatas; a la hora de estar laborando no cuestionan su trabajo sólo obedecen órdenes) lo cual garantiza a grandes empresas y grupos monopólicos a conseguir más obreros calificados pero que con el simple hecho de ser técnicos pueden pagarles menos por su trabajo tal es el caso que la Universidad Tecnológica de los Valles Centrales de Oaxaca (UTVCO) ya comienza a llamar la atención de grandes empresas entre ellas grupo BIMBO. A la UTVCO le siguen la Universidad Tecnológica de la Mixteca (UTM) y otras universidades tecnológicas e institutos tecnológicos del estado.

En el nivel medio superior la tecnificación de la educación también se ha agudizado. En el estado las únicas escuelas no técnicas son el Centro de Estudios de Bachillerato y preparatorias de la UABJO. Los cuales también sufren de la constante reducción de matrícula mientras que en centros educativos como CTIS, COBAO, CBTIS, DGTIS, CONALEP, CECYTE, IEBBO, etc. El número de matrícula aumenta considerablemente. Sin embargo todo esto no ha resuelto ni resolverá el rezago que el estado tiene en educación, entonces ¿hacia dónde nos lleva la privatización y la tecnificación de la educación?

A la juventud no nos queda más que organizarnos y luchar codo a codo con el magisterio y todos aquellos que hoy luchan no sólo contra la reforma educativa si no contra la embestida que hoy se lanza a los trabajadores.