La embestida del capital contra la aristocracia obrera

David Pineda

En años recientes se ha venido dando la brutal embestida por parte de la burguesía contra la clase obrera en general, esta punta de lanza ha sido la reforma laboral que ha desatado una serie duros golpes no solo contra los trabajadores “de a pie” si no más específicamente contra un sector privilegiado de los trabajadores, esos trabajadores que recibían altos salarios, esos trabajadores que recibían numerosos beneficios económicos, la aristocracia obrera; esto lo podemos visualizar y palpar en la realidad con ejemplos claros y concisos como el de PEMEX, que de acuerdo con los datos que reportados por el periódico EL FINANCIERO, la plantilla laboral de 20 mil profesionistas técnicos sindicalizados se reducirá debido al despido de mil 500 trabajadores.



Y ustedes se preguntaran ¿Dónde está sindicato? Ese que promete y jura proteger los intereses de los trabajadores en el periodo de votación sindical, a esto nosotros los comunistas respondemos de manera clara y sencilla, están con los altos ejecutivos, es decir, están con la patronal. Esto queda pues además del caso de PEMEX, recientemente la empresa automotriz BMW donde la CTM (Confederación de Trabajadores de México) es la organización sindical, reporto 4 grupos salariales dentro de esta empresa: el número uno establece el sueldo más bajo de 135 pesos; el número dos aumenta 40 pesos el anterior; los trabajadores que sean contratados dentro del grupo tres recibirían 235 pesos, finalmente los de más alto nivel percibirían 310 pesos diarios.

Mientras esto sucede, las finanzas que reporta FORBES MEXICO el cual informa que su ganancia operativa aumentó 17% en el tercer trimestre del año pasado, por encima de las previsiones, es decir, BMW reporto que sus ganancias trimestrales ascendieron a 2,260 millones de euros (mde) en el tercer trimestre, muy por encima de los 2,000 mde previstos.

Y una vez más se preguntaran ¿y qué se puede hacer ante tal atropello en los salarios si los sindicatos están del lado de la patronal? Los comunistas volvemos a alzar la voz y respondemos que debemos organizarnos en los centros de trabajo, fomentar la vida sindical, exigir a los sindicatos que cumplan con el que debería ser su tarea: organizarnos para la confrontación contra la patronal.

Hay que obligar al sindicato a cumplir con su función histórica de agrupar y proteger los intereses de la clase obrera, si una dirección charra impide este funcionamiento debe ser obligada a hacerlo o ser tumbada. El ejemplo nos lo han dado los trabajadores de NISSAN que a inicios el mes pasado lograron un aumento salarial de 4% por medio de la lucha huelguística, en la que los trabajadores en asamblea sindical votaron la huelga.
¡¡¡Avanzar, avanzar, sin charrismo sindical!