La fuerza de la insumisión obrera

Ángel Chávez

En un mundo convulsionado por la crisis, donde la barbarie de los capitalistas nos trae desde despidos hasta guerras, los comunistas hacemos frente y señalamos: la clase obrera es la fuerza que puede detener la barbarie, la insurrección obrera es la salida, el poder obrero es el futuro.



Discurso para el mitin en solidaridad con los trabajadores en lucha de DINA

En los últimos meses en Grecia se han fortalecido las movilizaciones populares y obreras contra el gobierno de Syriza, que después de haberse presentado como la alternativa para la clase obrera, no ha podido parar las medidas antipopulares que buscan desvalorizar el trabajo al ser simple y llanamente un partido más servicio de los monopolios.

En Grecia de nuevo la clase obrera y los demás sectores oprimidos del pueblo ocupan su lugar en los puestos de batalla entre las clases, el lugar al que los llama la vanguardia de la clase obrera.

En México el escenario que se prepara no es distinto, la clase obrera está siendo golpeada por los intereses del capital, así pues, lo ocurrido en Grecia (eliminación de las grandes conquistas de los trabajadores, aumentando las cuotas de los trabajadores para la seguridad social, así como la edad límite de jubilación y la disminución de pensiones) es el espejo de nuestro futuro inmediato.

Hoy los trabajadores salen a la calle por su sobrevivencia, y esta reacción es de tendencia creciente, pero la movilización obrera desvinculada de una dirección política revolucionaria limita su capacidad y alcances. Factor importante para el avance de las fuerzas clasistas en Grecia es el trabajo desplegado por el KKE.

Si tomamos como referente político y organizativo al KKE, nuestro referente de instrumento para la organización de la clase obrera es el PAME (Frente Militante de Todos los trabajadores) que se encuentra en primera fila de la huelga general panhelénica que el día de hoy se está desarrollando den Grecia, acción que saludamos con afecto.

Para poder construir un referente organizativo como el PAME requerimos desplegar el trabajo entre la clase obrera de manera organizada, masiva y con la plena confianza en nuestra clase. Atravesar todas sus luchas, señalar que tiene en sus manos la capacidad de terminar con la miseria, la explotación, la muerte en masa por accidentes laborales e inanición, tiene en sus manos la construcción de una nueva sociedad.

La tarea que nos hemos planteado en el V congreso, la organización del Proletariado, es tanto más complicada de lo que imaginamos. Hay camaradas que no alcanzan a reaccionar en cuanto todas las señales de una explosión en un centro de trabajo estratégico se dan. Y hay camaradas que en otros casos después de un par de meses de trabajo esperan que se dé la agrupación de las masas obreras, no obstante la clase pasó más de dos décadas sin su Partido, el nivel de conciencia es muy bajo, al igual que la taza de sindicalización. No obstante a nuestro favor está la fuerza de la insumisión obrera que va creciendo de manera constante.

No tenemos el trabajo previo que el KKE ha desarrollado en el seno de la clase obrera, por lo que nos toca fortalecernos al mismo tiempo que navegamos en la tempestad de la insumisión obrera, para lograr una estructura sindical y sobre todo partidaria fuerte. La fuerza del Partido está en condiciones de crecer exponencialmente si desplegamos el trabajo adecuadamente ante el despertar de nuestra clase a la lucha.
El despido masivo de 250 trabajadores de DINA Motors en Ciudad Sahagún, es el ejemplo de los golpes que vienen para la clase obrera, y la respuesta organizada de los obreros, su oposición al despido y el intento de tomar su centro de trabajo es ejemplo del despertar del proletariado.

Hoy nos encontramos en esta protesta en solidaridad con los obreros en lucha, pero, si bien, la solidaridad con los trabajadores de Dina, y todos aquellos que han tomado la decisión de organizarse para oponerse a las agresiones del capital es parte de la solidaridad de clase, el objetivo que buscamos los comunistas es “unir el movimiento obrero y el socialismo”.

Por tanto las tareas inmediatas de nuestro Partido son:
Atender todo movimiento obrero que surja, vincularnos a la clase, mantener la iniciativa para poder administrar de mejor manera nuestras fuerzas y llegar a más elementos de la clase obrera para impulsar la organización clasista. Nuestros trabajos políticos, nuestro cansancio, nuestra acción cotidiana debe convertirse en la inserción del Partido en el movimiento obrero. No debemos desaprovechar ningún espacio posible, además de las brigadas y las acciones planificadas por el Partido, entre familiares, conocidos, espacios de recreación, etc.

Además del trabajo sindical tenemos la tarea de difundir el hecho político de la existencia del Partido Comunista como partido de la clase obrera, la alternativa organizativa para todos los trabajadores.

Mientras la clase obrera no tenga su Partido no le será posible su independencia política, y la lucha por sus intereses no encontrará voz pues en el resto de Partidos anidan los explotadores, los asesinos de nuestra clase, la voz de los monopolios. Mientras la clase obrera no tenga su Partido fuerte no estará en condiciones de guiar al resto de los sectores populares, y junto con estos acabará acorralado a la cola de una sección de la burguesía como hoy pasa con sectores del magisterio.

Camaradas, la responsabilidad por que la crisis se salde con la salida de la revolución socialista recae en las manos de toda la clase obrera consciente que se presente a la batalla decisiva. Pero es sobre de la conciencia de ustedes, camaradas, y sobre de sus hombros, que cae absolutamente toda la responsabilidad de que esta misma clase obrera adquiera dicha consciencia, y el prerrequisito para que engrose las filas de su Partido es que los agitadores, propagandistas y organizadores del Partido Comunista lleguen a comunicarles la existencia del mismo Partido.

Camaradas, el Partido Comunista de México hoy reitera:

¡Exigimos el cese a la represión contra los trabajadores organizados!
¡La reinstalación de los trabajadores despedidos de DINA!
¡Cese a las políticas anti obreras como la disminución de pensiones, desaparición de los servicios de salubridad!
Saludamos la brillante demostración de fuerzas que la clase obrera de Grecia está dando contra las medidas anti populares.
¡¡¡No hay, no hay, no hay otra manera / o con la patronal o con la clase obrera!!!