Año nuevo cobros nuevos

Ángel Chávez, miembro del CC del PCM

Tabasco
En el Estado de Tabasco se terminaron los servicios de salud gratuitos y los tabasqueños tendrán que pagar a precios de clínicas privadas y los servicios que ofrecen los hospitales públicos del estado. Esto debido a que el pasado 14 de diciembre el congreso de esa entidad (con mayoría del PRD) aprobó un presupuesto para el 2016 que contempla para la Secretaría de Salud una disminución de 4 mil millones de pesos respecto del año que recién terminó, lo que supone una reducción de 170%.



Para poder compensar la disminución del presupuesto el gobierno ha contemplado aumentar los cobros y hacerlos obligatorios, por lo que con el año nuevo para los tabasqueños también les llegan cobros nuevos, la aplicación de una inyección costará $200, y los costos de hospitalización subirán alrededor de 10 veces llegando a 2,800 como mínimo. El gobierno contempla implantar un sistema de cobro que hace de la salud un servicio inaccesible a la clase trabajadora que en la mayoría de los casos no cuenta con servicio del IMSS ni con un salario suficiente para el pago de los costos de salud que intentan imponerle.

Medidas anti populares como esta son las que hacen surgir los estallidos espontáneos de insumisión, pues prácticamente se está condenando a los trabajadores a morir, pues las enfermedades más comunes, como la diabetes, tienen un costo que no es posible pagar con el salario mínimo actual. Ante el cobro de servicios de salud, el aumento salariara de 3 pesos en este 2016 no sólo es insuficiente, sino una burla para los trabajadores.

Estas medidas son muestra de que la privatización de la salud ya está buscando implantarse, no obstante la clase obrera y los trabajadores en general tienen la última palabra, depende de su oposición a estas medidas para que sean o no instauradas. Los trabajadores de Tabasco deben continuar e intensificar las protestas contra esta bárbara medida que lucra con su vida, apoyarse en los trabajadores del sector salud e iniciar la lucha exigiendo al gobierno revierta los costos.

Los servicios médicos gratuitos fueron una conquista de la lucha obrera, por lo que la defensa de la salud gratuita tiene a la vanguardia a la clase obrera que junto a los sectores populares y trabajadores de la salud deben oponerse a los proyectos de privatización de la salud que los monopolios dictan para poder hacer frente a la crisis económica por la cual pasan.

En este camino ya avanza un grupo de trabajadores del IMSS que han convocado a trabajadores y derechohabientes a una asamblea el 9 de enero en el DF con la consigna “Defensa de los derechos laborales y la salud pública”. Este es el camino que los trabajadores de la salud y la clase obrera de Tabasco deben tomar.