Saludo a la sección XXII de la CNTE

25.Jul.15    Noticias nacionales - Opinión
    ()

Una vez más han quedado claros los intereses a los que responde el Gobierno, a los intereses de los monopolios. Ha quedado demostrado una vez más con la represión sufrida por los normalistas de Michoacán, el choque contra transportistas independientes del estado de Guerrero a manos del priismo, el secuestro de uno de nuestros camaradas del Partido Comunista de México en el estado de Tamaulipas por parte de elementos armados, y toda esta ofensiva represiva hacia el pueblo de México que ha venido incrementándose desde el año pasado.


La Federación de Jóvenes comunistas, y el Partido Comunista de México saludan fraternalmente esta Asamblea Estatal. Presentamos el siguiente posicionamiento respecto a los recientes hechos ocurridos contra los trabajadores de la educación:

Al pueblo de México
Al pueblo de Oaxaca
Al combativo magisterio de la sección XXII

Desde la llegada de Peña Nieto al poder, y el pacto por México, en el país se han impulsado toda una serie de reformas que no han venido más que a acentuar la explotación de la clase trabajadora bajo un sistema en el que impera la minimización de costos y la maximización de la ganancia, en el que los intereses de los trabajadores y de los grandes capitalistas chocan por naturaleza.

Prueba de ello es la mal llamada reforma educativa, que viene a liquidar los derechos de un sector de la población que vive, igual que cualquier otro tipo de trabajador, de un salario; que necesita, al igual que cualquier otro tipo de trabajador, de un sindicato que le respalde a la hora de exigir sus derechos contra una clase parasitaria e innecesaria como lo es la burguesía.

Bajo este contexto es anunciada la liquidación del IEEPO, producto de la conquista histórica de los trabajadores de la educación. Un golpe que vendrá a asegurar el sometimiento de uno de los sindicatos más poderosos del país a los dictados de los monopolios. Esta es una de las mayores llamadas de alerta para el magisterio, esta es una llamada de alerta para los obreros, campesinos, estudiantes, amas de casa, desempleados, etc., porque el periodo de insumisión que se vive, la lucha que se intensifica a cada momento, no es solamente del magisterio contra el Gobierno Estatal y Federal; hablamos de lucha de clases, de una lucha entre explotados y explotadores, entre los que generan la riqueza y entre quienes se la apropian sin descaro, de una lucha en la que están implicados todos los sectores de la población.

Ya ha quedado clara la respuesta que han dado, y darán las cúpulas del poder contra los movimientos sociales, y se hacen visibles las formas de lucha que debe emprender la clase trabajadora en su ofensiva revolucionaria por la transformación de la sociedad.

La Federación de Jóvenes Comunistas y el Partido Comunista de México reconoce la importancia de la participación de éstos sectores, y reconoce que las contradicciones existentes, y los problemas en la educación no se superarán sólo con la victoria de demandas económicas y sociales inmediatas, sino con el cambio radical de la estructura económica sobre la que se generan dichas contradicciones. Dicho cambio se enmarca en la construcción del socialismo-comunismo como alternativa viable y enriquecida con la experiencia histórica de movimientos revolucionarios en diversas partes del mundo.

¡Denunciamos la militarización del estado como parte del proceso de aplicación de la Reforma Educativa!

¡Denunciamos la violación y despojo que se hace contra los trabajadores de la educación!