La salud pública en México se privatiza

Pita Santiago

Médicos El día de hoy cada mexicano debería estar alarmado por lo que se avecina aprobadas las reformas estructurales del llamado “Pacto por México”.
El último servicio publico que se privatiza y uno de los cuales generara mas daño a la población es el costo de atención de la Salud.



Teniendo en cuenta que aun así su cobertura es deficiente ya que excluye a 30 millones de habitantes en el país, el resto de la población sufrirá de las consecuencias muy pronto cuando los servicios básicos y tratamientos comiencen a canalizarse a las clínicas y hospitales privados y uno tenga que pagarlos a precios elevados.

Analicemos el contexto actual, recientemente se ha emprendido una campaña de satanización en contra de los trabajadores de salud, casos de negligencias, errores médicos, etc. Todo esto con el objetivo de exponer a la opinión pública la parte que corresponde al personal trabajador de los hospitales para poder justificar la privatización. Generar una mala opinión pública es la estrategia para aislar a la población de una lucha que se debe dar de la mano de los trabajadores por la defensa del derecho a la salud. Y es que los trabajadores de salud no están exentos de cometer errores pero son mínimos y siempre que se presentan son remitidos a instancias que se encargan de su investigación y determinan su castigo.

Es una realidad que son los trabajadores son quienes planifican para que con los limitados recursos se pueda brindar la mayor atención posible. Muchas veces cuando requerimos del servicio vamos a una consulta y tenemos que esperar muchas horas para ser atendidos, en unas instituciones las consultas y estudios se programan hasta después de unos meses y nos enojamos sin saber que no es culpa del médico o la enfermera que no quiere dar la atención sino que de verdad el sistema está saturado y hay miles de pacientes mas que también esperan ser atendidos. Sabemos de antemano que la solución está en contratar a más personal pero no hay presupuesto para pagarlo. A pesar de esto, los médicos, pasantes, internos y enfermeras realizan guardias de hasta 72 horas muchas veces sin dormir ni alimentarse correctamente, exponiéndose su propia salud pero anteponiendo primero el deber con el riesgo que representan las condiciones en las que tienen que trabajar, es por ello que este sector debe tener nuestro apoyo y respaldo, las protestas masivas no tardan en comenzar y el principal objetivo será defender la salud pública y exigir que si hay una reforma en salud sea para modernizar y construir hospitales, para que se aumente el presupuesto, se mejoren las condiciones laborales y no que se condene la miseria a los trabajadores y se condene a la muerte a la población. Por ello, los únicos que tienen la capacidad de administrar el sector salud de manera eficiente y planificada son los mismos trabajadores: las enfermeras, los doctores y todo el personal restante. Pero eso sólo se puede lograr cuando impere el poder y la economía obrera.

Sin embargo, es un hecho que ya se a dado primer paso para la privatización de la salud, primero fue el recorte al presupuesto hacia el servicio de salud pública. Año con año ya venían disminuyendo los recursos destinados a hospitales, clínicas, centros de salud. La reforma laboral también afecto la forma de contratación de los trabajadores ocasionando la disminución de las pensiones de los jubilados, la desaparición de bases, disminución de salarios e igualándolos en el caso de las enfermeras a quienes ya no se les reconoce el grado de estudios, el pago es igual para técnicas, licenciadas y especialistas. Cada año son mas los médicos, enfermeras, psicólogos etc., que prefieren trabajar en el servicio privado o por su propia cuenta debido a que el sistema publico no ofrece las condiciones de un trabajo digno.

El segundo paso fue el anuncio de la iniciativa de la reforma al sistema de salud bajo el nombre del supuesto “Seguro Universal”, es decir, la unificación de todas las instituciones publicas de salud como el ISSSTE, IMSS Y la Secretaria de Salud Publica. El proyecto de la S.S.A conocido como seguro popular es un ejemplo de esta intención por coberturar también a los derechohabientes del IMSS e ISSSTE. Ahora ante la amenaza latente de la desaparición por la crisis económica que sufre el IMSS es solo cuestión de tiempo para ver que esto se cumpla si no se hace nada al respecto.

La iniciativa de crear un “Seguro universal” recae en la contradicción misma del sistema económico. En México y en el mundo mientras el capitalismo prevalezca será imposible un sistema de salud universal donde toda la población tenga los mismos derechos. Solo la clase burguesa puede y podrá pagar una atención de calidad y especializada. Como comunistas es imprescindible evidenciar y dar a conocer que la lucha por un servicio de salud de calidad es también una lucha política, la pelea es contra los monopolios quienes resultaran ser los únicos beneficiados con esta reforma privatizadora.

Es este momento seria bueno recordar el origen de la salud pública y cómo es que sólo en el socialismo puede existir un seguro universal de salud. La practica real de un servicio de salud pública integral se liga a la lucha de los bolcheviques y se tiene como ejemplo materializado con la conquista de la Revolución de Octubre. Sabemos que la atención médica ha existido siempre pero sólo ha sido accesible para quienes pueden pagarla; la atención a los obreros, los campesinos y la población en general se conquistó en 1917 tras la instauración del socialismo en la URSS.

Algunas de las aportaciones mas importantes para el resto del mundo fue la capacidad del servicio soviético de salud para ofrecer una atención integral, de calidad y de total cobertura para la población, muchos de sus principios fueron adoptados por otros países y por la misma Organización Mundial de la Salud.

Nikolai A. Semashko, fundador del partido bolchevique y primer comisario (ministro) de Sanidad estableció tres principios básicos que debía reunir el servicio soviético de salud: unidad en la organización, participación de la población en la totalidad del trabajo de protección de salud y medidas profilácticas, es decir, la prevención.

La organización de los servicios sanitarios de la URSS respondía a las exigencias del socialismo y su finalidad era proporcionar una asistencia médica completa a toda la población mediante la integración de servicios terapéuticos y preventivos a todos los niveles de la administración sanitaria. El sistema se basaba en la profilaxis, por la protección de la salud y el estado asumía toda la responsabilidad de la salud del pueblo.

El gobierno soviético comprobó la importancia de la salud en la economía, y el desarrollo de la nación, así como el hecho que ciertos sectores de la población (Niños, trabajadores, etc.) requerían una atención especial. Por tal razón fue pionero en lograr identificar la necesidad de la división de los servicios por especialidades logrando las siguientes agrupaciones médicas: Medicina de adultos, Medicina infantil, Higiene y saneamiento.

El cuanto a la cobertura el numero de médicos prestadores de servicio era elevado, había un médico por cada 570 habitantes y en algunas regiones era de uno por cada 400 habitantes, también prestaban servicio al menos 3 enfermeras por medico existente. Si hacemos una comparación en la actualidad en nuestro país tan sólo se cuenta con 3 médicos por cada 2 mil habitantes y menos de 28 enfermeras por cada 10,000 habitantes. El personal no alcanza a cubrir las necesidades de la población total.

Otro ejemplo de la adecuada organización son las jornadas laborales del personal de salud de la URSS, para los médicos eran de 6 horas y media mientras que las del resto del personal la jornada era de 8 horas. Sin embargo esas horas estaban distribuidas en las clínicas y asistencia a domicilio, también se tomaba en cuenta la salud mental de los propios trabajadores, quien no eran sometidos a la explotación así su rendimiento era mejor. La constitución de la URSS también garantizaba a los ciudadanos una asistencia adecuada en la ancianidad, asistencia medica gratuita en caso de enfermedad e indemnización a los discapacitados por accidentes laborales.

Estos derechos formaban parte de un sistema social muy desarrollado al cual aspiramos un día tener siempre y cuando la lucha contra el capitalismo se emprenda también por todos los trabajadores y estudiantes de la salud con el apoyo de la población.