Estudian el arte de la agitación y la propaganda

El comunista
19.Abr.15 :: Noticias nacionales

400Huitzilac, Morelos. Con el propósito de conocer y aplicar las técnicas de la agitación y la propaganda para mejorar el trabajo político ideológico hacia la clase obrera, militantes del Partido Comunista de México (PCM) en el estado de Morelos cursaron la Escuela de Cuadros Ernst Thalmann, los días 18 y 19 de abril.



Los asistentes a esta escuela conocieron la diferencia entre agitación y propaganda; publicidad y propaganda gráfica; entre consignas y slogans; así como las bases de la oratoria y la declamación las cuales servirán para agitar a los trabajadores en un mitin, asamblea o movilización.

De igual manera, los militantes comunistas conocieron los géneros y las técnicas de redacción periodística, las reglas generales del diseño gráfico para elaborar claros y eficientes mensajes de las ideas revolucionarias hacia los trabajadores mediante artículos, volantes y carteles.

Otro de los temas abordados en esta escuela fue el estudio de la crítica a la economía política con la finalidad de caracterizar la crisis económica actual, los límites del sistema capitalista y su necesaria salida revolucionaria de acuerdo a los planteamientos elaborados por K. Marx, F. Engels y V.l. Lenin.

También los alumnos estudiaron el arte de la insurrección, su naturaleza y sus condiciones al retomar la experiencia revolucionaria del Partido Bolchevique en las insurrecciones de 1905 y 1917 en Rusia, la caracterización y esencia del Estado, la necesidad de un Estado proletario y de la dictadura del proletariado para vencer la resistencia de la oligarquía explotadora.

Esta actividad busca preparar a los comunistas en su intervención política en los frentes obrero, popular y estudiantil, como parte de sus próximas tareas partidarias ante el periodo de la insumisión que vive nuestro país.

Por otro lado, la escuela fue un pequeño pero significativo homenaje a Ernst Thalmann, destacado líder del Partido Comunista de Alemania, quien fue ejecutado por la Gestapo en 1944, luego de haber padecido el confinamiento durante once años en las cárceles nazis.