Entrevista al camarada Josué Santos N. , Director de la Editorial Revolución y miembro del CC del PCM.

El Comunista
31.Ago.14 :: Opinión

200 ¿Qué lleva a un joven proletario a asumir el marxismo-leninismo como su cosmovisión y a la lucha comunista?

La vida, el ajetreo cotidiano; es lo que construye y enseña, no sólo a valorar la existencia, también nos da identidad y potencia la conciencia, enseña a reconocer esfuerzos, como el de nuestros padres por ejemplo, quienes se parten el alma para darnos mejores condiciones de vida, las cuales ellos ya padecieron; para los que pensar en una transformación social se volvió una idea secundaria, impensable pues la prioridad se convirtió en garantizar la comida y el vestido de la descendencia.

Venimos de esa generalidad que se encuentra en las fábricas, en el barrio, en el transporte y en todos lugares. Mis padres son inmigrantes oaxaqueños que vinieron a la ciudad con la firme convicción de cambiar sus condiciones de vida y desde que recuerdo siempre los he visto trabajar de sol a sol, a ellos les agradezco, ya que sin necesidad de discurso elocuentes, a mis hermanos y a mí, nos enseñaron el valor del trabajo, la solidaridad y el papel del colectivo, ya que en el núcleo aprendimos que hasta el más mínimo esfuerzo contribuye.



Esta cotidianidad es la que permite desarrollar la conciencia de clase, tender la mano al compañero de a lado, desarrollamos la camaradería entre nosotros sin ser algo ajeno; solo falta ese ganchito llamado organización, y en su expresión más acabada es el Partido Comunista y la firme convicción que un cambio es posible y por eso nos mantenemos firmes en la construcción del socialismo – comunismo.

¿Qué lecturas han impactado en tu formación y cuáles recomiendas a tus camaradas?

De lo que he leído todo me ha impactado; mi formación comenzó cuando me integre al movimiento social. Desconocía mucho de teoría y siempre con dificultades para el estudio, no tenía la costumbre de leer, de hecho mis primeras lecturas fueron más que obligadas. Así aprendí que por más que se lea, no es suficiente para comprender la lectura correctamente si la haces solo y que es más difícil interpretar si no compartes e intercambias ideas en colectivo, pues difícilmente harás una interpretación atinada. Debemos combinar las lecturas básicas teóricas con otras expresiones literarias como las novelas, la poesía, que se yo.

Siempre es de recomendar lo básico como el Manifiesto del partido comunista, Salario precio y ganancia, El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre, ¿Qué hacer?, Los fundamentos del leninismo, así como lecturas en temas más específicos como La emancipación de la Mujer, Los jrushovistas, La mujer y es socialismo, Marx y los sindicatos, Cronología del partido comunista mexicano; para iniciar con la formación de nuestra identidad de clase, complementando con novelas de las que recomiendo La madre, Los capitanes de la arena, México negro, La calle del hijo menor, La muerte de Artemio Cruz y Los subterráneos de la libertad, por mencionar algunas, ya que en todas ellas siempre hay una interpretación de clase y lecciones que aparecen casi como vivencias propias.

Eres el Director de la Editorial Revolución, ¿Cómo surge, cuáles son sus objetivos?

El proyecto nace de la necesidad de contar con materiales impresos, de esos que ya no encuentras como quiera que salen de las posibilidades económicas de un trabajador cualquiera que gana dos salarios mínimos por día, y que tienen un significado importante para la formación ideológica de la clase. El proyecto editorial debe servir para hacer más accesible la literatura proletaria y sacarla del medio intelectual; no solo reeditando textos ya producidos sino fomentando que comunistas contemporáneos se atrevan a publicar su obra. Porque el principal objetivo de la editorial es producir literatura proletaria para la clase misma.

Y a medida que se va desarrollando el trabajo editorial nos damos cuenta que las necesidades son más grandes, ya que debemos dotar no solo a la militancia comunista de materiales, sino también debemos de contribuir a la formación de muchos más, que son los próximos candidatos a la militancia partidaria.

Háblanos de la colección marxista, ¿Qué títulos se han editado y cuales siguen?

La colección marxista es la materialización de la necesidad de dotarnos de lecturas que nos ayuden a nuestra formación ideológica, comenzando con textos básicos pero imprescindibles para lograr este objetivo: El manifiesto del Partido Comunista de Marx y Engels; Salario, precio y ganancia de Marx; Principios del comunismo, De la autoridad de Engels; Las tesis de abril, Las tres fuentes y las tres partes integrantes del marxismo, Sobre el significado del materialismo militante de Lenin; Los fundamentos del leninismo, La clase de los proletarios y el partido de los proletarios, Sobre materialismo dialectico y el materialismo histórico de Stalin. Los cuales ya se encuentran impresos y en circulación

Ya en edición estamos trabajando: Marx – Engels, Carta a un camarada de Lenin; Los manuscritos económicos y filosóficos de 1844 de Marx; y en la lista por editar se encuentra Trabajo asalariado y capital, La génesis del capital de Marx; Del socialismo utópico al socialismo científico, Contribución a la crítica de la economía política, El papel de la violencia en la historia, Los bakuninistas en acción de Engels; más los que el Partido vaya determinando.

¿Qué otros títulos se han editado, y cuales se proyectan en los meses siguientes?

El trabajo que ha desarrollado el Partido en este frente es satisfactorio, pues así como hemos editado algunas novelas importantes en la historia de la lucha comunista como Los subterráneos de la libertad en tres tomos, Cacao, ambos textos de Jorge Amado, La Joven Guardia de Fadéiev, se nos ha encomendado la edición de novelas escritas por camaradas militantes de Partido como El molinero de Federico Piña y Ciudad Ocupada de Xavier Robles. Así como la publicación de textos de análisis marxista, de los cuales ya contamos con La dictadura perfecta, Hegemón de Felipe Cuevas y La argonáutica de la dominación del mismo autor que está por salir de edición; Economía y poder de los monopolios en América Latina del Camarada Diego Torres, próxima a salir del proceso de impresión. Y no podemos dejar de mencionar la primera publicación como editorial, que es la Historia del Partido Comunista (bolchevique) de la URSS.

En este periodo el proyecto de Editorial Revolución se ha convertido en un barril sin fondo, la lista a publicar es inmensa; novelas soviéticas, latinoamericanas, cuentos, textos de los clásicos del marxismo y escritos de nuestros camaradas; y que mejor que cerrar esta primer etapa de la editorial con la presentación en nuestro V Congreso del recopilado de artículos escritos por Alberto Buitre denominado Oficio Rojo.

¿Cuál es el papel de la editorial en el frente ideológico y en la formación de los militantes y de los cuadros?

Como editorial asumimos la tarea de materializar los trabajos de investigación y análisis realizados por el Partido, dándole forma y una vista atractiva para el lector, que en un primer espectro es la militancia de Partido, que debe hacer llegar estos materiales a los centros de trabajo donde desarrollamos su labor organizativa.

Otro aspecto que la editorial trata la de impulsar la creación de nueva literatura hecha por la militancia del Partido, que ayude a clarificar aspectos del desarrollo de la lucha de clases, con esto no solo potenciamos a nuevos escritores sino también dotamos de herramientas de estudio y discusión a la propia militancia.

Camarada, haces parte también de la Comisión de Ideología del CC, ¿Cuál es el papel de ésta y cuáles son sus productos?

Hay un sinfín de temas que el Partido tiene agendados, a los que no podemos darle salida arbitrariamente pues debemos de sistematizar la forma de abordarlos y dotar de elementos de discusión sobre temas que el Partido defina jerárquicamente por su importancia en el desarrollo de la labor de la estructura misma y hacia nuestro objetivo: el socialismo – comunismo, ya sea a través de escritos desarrollados por el propio Partido o con bibliografía que permita desarrollar el estudio específico de cada temática, estos son algunos rasgos de la labor a desarrollarse en la Comisión de Ideología. Esta labor ya es visible pues desde esta comisión se determina las publicaciones que Editorial Revolución edita y corresponde a las perspectivas en la labor que se tiene en el Partido.

¿La labor ideológica está separada de la organizativa?

No, si partimos del principio del materialismo dialectico nos damos cuenta que nada existe por sí solo, que todo está ligado y es esta fórmula es la que permite un desarrollo integral de nuestra organización partidaria, pues siempre partimos de un análisis para desarrollar la planificación de nuestra labor en todos los niveles de la estructura, esto es la clara muestra de que nuestra forma organizativa es un rasgo ideológico de los comunistas.

La militancia no es algo vistoso, el Partido es resultado de muchas acciones y esfuerzos que por separado parecerían insignificantes, pero que en el engranaje colectivo se convierten en organización, ¿cuál sería la labor de la ideología en este esquema?

Como se menciona unas líneas arriba, la parte ideológica es la que marca los rasgos de organización y acción de nuestro Partido, no podríamos definirnos como organización proletaria si ideológicamente no tenemos claro el papel revolucionario de nuestra clase, en una relación dialéctica, el generar nuevas forma de organización, propuestas tácticas, nuevos análisis entorno a la realidad actual, nos permite contribuir con nuevos elementos a la ideología proletaria.

La editorial piensa en la militancia, pero también en el obrero, la obrera, los hombres y mujeres sencillas; ¿Cómo masificar la teoría comunista sin vulgarizar su contenido?

Es parte del desarrollo y formación integral del comunista, no podemos pensar que el citar y repetir tal cual los textos leídos es una exposición correcta de nuestra teoría, pues solo denota que no tenemos capacidad de interpretación y caemos en la soberbia de creer estar por encima de la clase como lo hace la intelectualidad pequeñoburguesa y burguesa. En nosotros no cabe el término vulgarizar, porque lo que desarrollamos en una interpretación de la teoría con base a la cotidianidad de la clase; si nosotros no podemos explicar un día de producción y a donde se va lo producido, es un reflejo de la necesidad de dotarnos del elemento proletario en nuestras filas, quienes en lo practico conocen los rasgos fundamentales del capitalismo y asimilan con sencillez los principios del comunismo; nos corresponde reafirmar esos conocimientos, dotarlos de propuesta estratégica y una de las formas más concretas es a través de nuestra prensa.

¿Qué debemos hacer para mejorar la labor editorial, incluyendo la de El Comunista y El Machete?

Hay dos aspectos fundamentales que debemos desarrollar: la colectivización y especialización del trabajo editorial, esto claro, no solo es tener un equipo específico de profesionales titulados, se trata de dotar de rasgos leninistas en la prensa. El Partido se tiene que hacer de herramientas que permitan desarrollar esta labor, debemos de contar con corresponsales en todos los centros de trabajo por una parte e incentivar a los Camaradas con mayor desarrollo a transmitir su experiencia de militancia.

¿Qué perspectiva tienes del V Congreso del Partido?

De las que tenía en mente ya están rebasadas, el Partido ha demostrado tener la capacidad de organización y la claridad para dirigir un proceso revolucionario, el Congreso servirá de banderazo para materializar en los aspectos prácticos la organización de la clase hacia la toma del poder.

¿Qué es para ti un comunista?

Un ser humano, no un súper hombre; somos parte de una clase donde los principios de solidaridad, amistad y fraternidad siempre están presentes a veces obligados por las condiciones miserables del trabajo, lo único que nos podría diferenciar es la determinación y nuestra militancia en las filas del Partido.