Declaración del Buró Político del PCM sobre Cherán

20.May.11    Noticias nacionales - Opinión
    ()

¡CHERÁN NO ESTÁ SÓLO!
Dentro del proceso de acumulación capitalista, la burguesía busca obtener siempre la mayor tasa de ganancia posible, explorando y aplicando cuanto mecanismo le permita ahorrarse gastos, reducir costos y aumentar la explotación del trabajo. Para ello lleva a cabo un proceso acelerado de despojo de las tierras y territorios hoy en manos de algunas comunidades, valiéndose de decretos expropiatorios que se amparan en las leyes burguesas, pero aún esto los deja insatisfechos y recurren además a formas ilegales de despojo de los bienes comunitarios y de los recursos naturales. Estamos hablando de guardias privadas de corte paramilitar al …


servicio de los intereses de la burguesía, mismas que realizan el trabajo sucio, necesario para obtener sus ganancias pero de quien nadie ofrece cuentas públicas.

Ahora en la comunidad de Cherán Michoacán, se hace evidente una vez más el carácter depredador e insaciable del capitalismo, es una comunidad, como muchas otras, donde sus recursos naturales les son arrebatados de manera violenta e ilegal, donde el Estado se ha valido tanto de la fuerza pública como privada para hacerlo; todo para beneficio de unos pocos, los empresarios que buscando reducir los costos de las materias primas deciden robarlas a sus dueños, los comuneros, a través de grupos de matones que talan los bosques amedrentando a los campesinos. No es un problema nuevo, lamentablemente es común y cotidiano en nuestro País, un país rico en recursos naturales pero con el pueblo pobre, donde quienes se están acabando estos, son las empresas vinculadas al comercio de materias primas, quienes obtienen jugosas ganancias por su explotación. Todo con el aval y el apoyo del gobierno estatal y federal quienes obviamente salen beneficiados de estas prácticas, colocándose de manera evidente al servicio de la burguesía.

La defensa de nuestros bosques y recursos naturales no es sólo una de las llamadas “consignas verdes”, implica la defensa del el derecho a la vida, a una vida sana y digna, donde los ecosistemas, sus funciones y productos son indispensables para la humanidad, además de ser fuente de riqueza y aprovechamiento para la sociedad, en especial para las comunidades que ahí viven, quienes tienen el legítimo derecho de aprovecharlos racionalmente para beneficio de los suyos. En Cherán como en muchas otras comunidades se ha desatado un enfrentamiento brutal y violento de las fuerzas burguesas en contra de las comunidades que tienen bajo su resguardo los bosques y selvas, con todo lo que ello significa. Es muy importante no permitir que los comuneros libren esta lucha solos, es una lucha que nos involucra a todos los que creemos que los beneficios obtenidos por los procesos naturales así como en la producción, deben ser para la mayoría, y no sólo para unos cuantos.

Ante esta situación no es de sorprenderse que la gente esté harta, se sienta sola y no vea otra opción más que organizarse y defenderse. Porque está cansada de verse atacada por todos lados, por el gobierno que en el mejor de los casos los ignora, por los patrones que los explotan, por los grupos privados de matones que los amenazan y los despojan de sus tierras y recursos.

En Cherán podemos ver como la organización es la única arma que tenemos para defendernos de los explotadores y de sus grupos paramilitares que se alían con las fuerzas represivas oficiales. La defensa de esta comunidad por su territorio, por sus recursos, es un ejemplo de dignidad y de lucha. La experiencia que debemos aprender es la organización independiente y popular, con perspectiva de clase, que ha demostrado ser la única que puede enfrentar a la burguesía y disputarle el poder.

Aprendamos del pueblo de Cherán, de su gente, de su organización y miremos más allá, miremos que no es un problema aislado, hay que organizarnos en todos los rincones de este país y levantar juntos la lucha, con miras a organizar a todos quienes son explotados y oprimidos por el orden capitalista.

¡Proletarios de todos los países, uníos!

El Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de México