El Comunista

Imprimir

Palestina, la barbarie, el oportunismo y el contrabando fascista

Diego Torres, Segundo Secretario del Partido Comunista de México :: 30.07.14

El 29 de Julio a las 16:00 horas, a convocatoria de la Coordinadora de Solidaridad con Palestina (CORSOPAL), frente a la embajada de Estados Unidos se reunió un importante contingente de más de dos millares de personas para manifestarse en contra del genocidio que practica Israel contra la población de la Franja de Gaza. Una variedad de miembros de organizaciones se hicieron presentes, comunistas, socialistas, anarquistas, zapatistas, sindicalistas, etc., pero la mayor parte de la composición de la marcha fue gente sin organización que al enterarse de la oportunidad de mostrar su repudio se unieron.

En el mitin previo a la marcha Gabino Palomares interpretó canciones a propósito de la convocatoria, un par de oradores de la CORSOPAL intervinieron para condenar la agresión, señalar la complicidad del gobierno de EEUU y demandar al gobierno de México la ruptura de relaciones internacionales y comerciales con el estado de Israel. Al tomar la palabra el PCM mostró su acuerdo con dichas demandas pero también señaló que dada la naturaleza de los intereses representados por el gobierno de México, tanto al interior como al exterior de las fronteras, la única forma de garantizar una posición firme frente a la barbarie imperialista es derrocar este Estado para que uno nuevo, que represente los intereses de los trabajadores al interior y exterior del país, tome su lugar.

Llamó la atención de que pese a la manifiesta barbarie del hecho, durante el cual hemos podido atestiguar la sangrienta masacre de centenas de niños, la destrucción de hogares, escuelas, hospitales, inclusive de instalaciones humanitarias de la ONU, con imágenes en vivo, fotografías multiplicadas en las redes sociales, etc., los medios masivos de comunicación de nuestro país hayan decidido cercar con su silencio a la manifestación.

También llamó la atención el total vacío que le han hecho a las reuniones y actividades de solidaridad estructuras oficiales de agrupamientos oportunistas como Morena y el silencio absoluto por parte de sus dirigentes.

Por último, llamó la atención una campaña de confusión desatada por parte de grupúsculos fascistas, que pretenden pasar de contrabando al movimiento de solidaridad sus posiciones racistas. Tanto por propaganda en la red, como mediante la infilitración de algunos de sus militantes esperan que con “mostrarse solidarios” con Palestina ganen partidarios para sus posiciones. Irónicamente, tal como manifestaban muchas de las improvisadas mantas y cartulinas durante la protesta, no existe mayor identidad en el mundo hoy con las posiciones nazi-fascistas que las posiciones sustentadas por las fuerzas gobernantes de Israel. El PCM dirigió su discurso también contra la presencia de dichos grupúsculos, una ridícula minoría política en nuestro país, una peligrosa porción del espectro político de la Knesset en Israel.

Ahí tenemos los abominables cánticos racistas por parte de un grupo de jóvenes estudiantes israelíes celebrando “que ya no quedan niños en Gaza” con el bombardeo lanzando destellos de fósforo blanco en el horizonte. O las declaraciones de la diputada Ayelet Shaked, del Partido Hogar Judío, quien dijo que “Tienen que morir y sus casas tienen que ser demolidas. Son nuestros enemigos y nuestras manos deberían estar manchadas de su sangre. Esto se aplica igual a las madres de los terroristas fallecidos. (…) Deberían desaparecer junto a sus hogares, donde han criado a estas serpientes. De lo contrario, criarán serpientes más pequeñas.” Contrastémosla con un extracto del discurso en Salzburgo de 1920 de Adolf Hitler “No créais que se puede luchar contra la tuberculosis racial sin que la nación se deshaga del portador de esa tuberculosis racial. Esta contaminación judía no remitirá, ni terminará este envenenamiento de la nación, hasta que el portador del mal, el judío, sea desterrado.” ¿Que diferencia existe entre el racismo de una “raza” y el racismo de otra “raza”? ¿La raza? ¿Que en uno se habla de humanos como serpientes y en otro se habla de humanos como bacilos? Sustancialmente, ¿Que diferencia existe entre la política del Lebensraum del III Reich y la política de despojo y colonización seguida desde 1967 por Israel, defendida y ensalzada por los gobiernos de HaLikud-Beiteinu?

Los fascistas deben ser señalados del lado de gobiernos, como el de Israel, que hablan de la exterminación de pueblos como “solución final”, esa es su naturaleza, esa es su posición ideológica. El resto de la humanidad puede pronunciarse mayoritariamente por una salida que detenga la barbarie y garantice la existencia de ambos pueblos.

Los comunistas respaldamos el derecho del pueblo palestino a organizarse y a resistir por la vía armada a la agresión, la existencia y la actividad del Frente Popular para la Liberación de Palestina, de Hamás, del Frente Democrático por la Liberación de Palestina, etc., obedece al hecho objetivo de la ocupación. Al mismo tiempo señalamos la valiente posición asumida por quienes al interior de Israel se pronuncian contra la guerra, como el Frente Democrático por la Paz y la Igualdad (Hadash), el Partido Comunista de Israel, etc., que arriesgan su vida frente a las bandas paramilitares que los cazan, la existencia de comunidades judías que condenan la agresión y se solidarizan con Gaza.

Concluimos que la reacción burguesa, los régimenes de terror del capital, no solo promueven la guerra entre los pueblos, haciendo que sea su propio pueblo el que pague la factura de vivir bajo paranoía permanente, sino que también buscan encadenar a los trabajadores a la condición de esclavos modernos. Más temprano que tarde, los trabajadores Israelíes y Palestinos deberán enfrentar al mismo Estado terrorista, y sobre dicha base pactar su alianza.


http://elcomunista.nuevaradio.org