61 años del asalto al cuartel Moncada

Julio Cota, miembro del Buró Político del PCM

*Discurso pronunciado por el camarada Julio en el mitin de Solidaridad con Cuba

Compañeros y compañeras:

A nombre del Buró Político del Partido Comunista de México (PCM) quiero expresar nuestra solidaridad al Partido Comunista de Cuba, a la Unión de Jóvenes Comunistas cubanos, al pueblo cubano y de manera especial, recordar a los héroes y mártires que participaron en el asalto al cuartel Moncada y Bayamo, gestas heroicas que indicaron el camino de la revolución y el despertar de América Latina en la lucha contra el imperialismo, aquel 26 de julio de 1953 y que lograra su triunfo años después en 1959.

Hace 61 años, con el Asalto al Cuartel Moncada y Bayamo, fue demostrado que es posible la victoria sobre un enemigo infinitamente superior económica y militarmente, sin importar las dificultades y los sacrificios cuando se tiene de lado al pueblo, cuando se conocen sus anhelos, cuando se conoce su historia, cuando las masas explotadas toman en sus manos los fusiles de manera organizada para liberarse de sus opresores.



Son las masas quienes hacen la historia, pero junto a ellas existen hombres y mujeres que desempeñan un papel imprescindible, sin el cual no serían posibles los cambios radicales. Este fue el caso de Fidel y Raúl Castro, Vilma Espín, Aidé Santamaría, Abel Santamaría Juan Almeida, Ramiro Valdez y cientos de combatientes que resistieron el exilio, la clandestinidad en las ciudades, la tortura en las mazmorras de la dictadura y las inclemencias de la Sierra Maestra. Fue la alta moral revolucionaria de los combatientes del Movimiento 26 de julio y del Directorio Revolucionario, así como del pueblo cubano en general, el elemento fundamental para llegar al poder en un corto periodo.

Con esa misma moral revolucionaria nuestros camaradas Raymundo Velázquez Flores, Samuel Vargas y Miguel Solano, marchaban junto a nosotros cada 26 de julio hasta el año pasado, fecha en que fueron torturados y asesinados por los esbirros paramilitares del gobierno perredista de Ángel Aguirre Rivero en el estado de Guerrero. Sin embargo y a pesar de este golpe, el Partido Comunista de México sigue más vivo que nunca y refrenda su compromiso con la Revolución Cubana y con los anhelos de nuestros caídos: la victoria de los trabajadores y la construcción del socialismo-comunismo.

Y es el socialismo la alternativa vigente ante la barbarie imperialista, es el socialismo la solución a la crisis económica mundial es el socialismo la paz duradera ante la guerra y la intervención imperialista, es el socialismo el equilibrio entre el hombre y la naturaleza, es el socialismo el retorno de una humanidad libre la necesidad y la angustia, es el socialismo la esperanza de los pueblos.
No hay duda de que la historia absolverá al Comandante Fidel, porque hoy en díapara quienes compartimos el anhelo de un mundo mejor, son incuestionables los logros de la Revolución Cubana en benéfico del pueblo cubano y del mundo entero. Hoy los mercenarios y terroristas de Miami serán derrotados como hasta ahora, porque la razón y la fuerza están del lado de los explotados, porque no hay mayor argumento que la realidad y la práctica revolucionaria.

Para el Partido Comunista de México el internacionalismo proletario es un principio cotidiano irrenunciable que expresamos sin importar condiciones y las adversidaes, es por eso estamos aquí los comunistas, y mañana estaremos en cada acción de solidaridad con los pueblos como el de Palestina que resisite a la muerte y geneocidio imperialisat de Israel y los EEUU. Porque ser solidarios con la Revolución Cubana significa luchar diariamente contra todos los imperialismos en todos los frentes. Porque para nosotros defender la Revolución Cubana es ir a la ofensiva contra el capitalismo y el poder de los monopolies en su centro neurológico, desde los centros de trabajo.

Compañeros y compañeras, “el deber de todo revolucionario es hacer la Revolución”, así lo señalaron los comandantes Fidel y el Che en la segunda Declaración de la Habana en 1962, un año después de haber declarado socialista la Revolución Cubana en 1961. Es por ello que el Partido Comunista de México reafirma que no descansará hasta ver derrotado al imperialismo en nuestra patria y construir el nuevo mundo obrero y socialista.

Como lo anunciaron el Che y Fidel, “esta gran humanidad ha dicho: “¡Basta!” y ha echado a andar”. En el reloj de la historia, el Siglo XXI será la hora de las revoluciones proletarias en el mundo, la hora de los trabajadores, la hora de los oprimidos, el tiempo de los explotados, de los humillados, de los reprimidos de de lo mejor de esta humanidad. Compañeros, por nuestros caìdos de ayer y de simper, nadie se va a morir menos ahora, porque el canto de la Revolución Cubana es nuestro canto.

¡Vivan los mártires del Moncada!
¡Viva Cuba socialista!
¡Proletarios de todos los países, uníos!