20 después de la Guerra del Golfo. La importancia de la lucha por la paz, contra la explotación y la opresión imperialista

El Comunista


Veinte años han pasado desde el comienzo de la Guerra del Golfo. El 17 de enero de 1991, a pesar de la extensa oposición a la guerra en varios países, las fuerzas armadas de los EEUU, la OTAN y sus aliados desataron – con la ratificación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas – su primera guerra a gran escala en Oriente Medio. Elemento inseparable de los profundos y negativos cambios asociados a la liquidación del Socialismo en la Unión Soviética y Europa Oriental, esa guerra fue el preludio de 20 años de agresiones a gran escala, invasiones e intervenciones imperialistas. Del Golfo a Yugoslavia, de Afganistán a Irak, Líbano y Palestina, el imperialismo ha intentado imponer su dominio en todos los países y en todo el mundo, tratando de imponer el control directo sobre las principales fuentes de energía mundiales, de aniquilar los derechos soberanos de los pueblos y de someter al planeta entero a la explotación y a los intereses del gran capital. Esta ofensiva militarista e instigadora de guerras ha sido desarrollada al mismo tiempo que los ataques contra los derechos sociales, económicos y políticos de los trabajadores y los pueblos – incluso en los centros del imperialismo – y ha contribuido a agudizar las contradicciones entre las potencias imperialistas.



Gracias a la resistencia y la lucha de los pueblos – en primer lugar, la de los pueblos que han sido víctimas de agresiones – la ofensiva del imperialismo ha tenido que hacer frente a obstáculos y ha sufrido importantes reveses. Sin embargo, los peligros para la paz y para los pueblos no han desaparecido, sino todo lo contrario. La profunda crisis económica del capitalismo, y la incapacidad de las clases dirigentes para superarla, está llevando – igual que en el pasado – a un intento de asegurar su poder por medio de la violencia, el autoritarismo, la guerra y los brutales ataques contra los derechos y las condiciones de vida de los trabajadores y los pueblos.

Las amenazas de guerra y agresión son evidentes en los ataques contra los movimientos obreros y populares que luchan contra el imperialismo, etiquetándolos como “enemigos internos”; en la reciente Cumbre de la OTAN y en el nuevo concepto estratégico de esta organización imperialista militarista y agresiva – a la que el Tratado de Lisboa considera como su brazo armado, profundizando así en el proceso de confirmar a la Unión Europea como un bloque económico, político y militar imperialista -; en las constantes amenazas imperialistas de guerra, provocaciones e intervenciones en numerosas partes del planeta; en el incremento del gasto militar y de seguridad.

Los Partidos firmantes llamamos a los trabajadores y los pueblos del mundo a que fortalezcan la lucha por la paz y contra los planes imperialistas de guerra y agresiones, a que fortalezcan la lucha contra la explotación capitalista y en defensa de la soberanía y de los derechos de todos los pueblos del mundo. Insistimos en que la lucha por la paz, la cooperación y el progreso es un elemento inseparable de la lucha por el derrocamiento del capitalismo y la construcción del socialismo.

Expresamos nuestra solidaridad con los pueblos y con las fuerzas de liberación nacional, revolucionarias y progresistas antiimperialistas que están luchando contra las agresiones, las interferencias y las amenazas del imperialismo. En particular, expresamos nuestra solidaridad con los comunistas y otras fuerzas antiimperialistas de Oriente Medio y, especialmente, con el pueblo palestino en su lucha por el derecho a establecer un Estado Palestino independiente con las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén del Este como su capital.

Enero de 2011

Los Partidos firmantes:

1.- Partido Comunista de Sudafrica

2.- Partido Argelino para la Democracia y el Socialismo

2.- Partido Comunista de Bangladesh

4.- Partido Comunista de Brasil

5.- Partido del Trabajo de Belgica

6.- Nuevo Partido Comunista Britanico

7.- Partido Comunista de Canada

8.- Partido Progresista del Pueblo Trabajador –AKEL de Chipre

9.- Partido del Trabajo de Corea

10.- Partido Comunista en Dinamarca

11.- Partido Comunista de España

12.- Partido de los Comunistas de Catalunya

13.- Partido Comunista de los Pueblos de España

14.- Partido Comunista de Filipinas

15.- Partido Comunista de Finlandia

16.- Partido Comunista de Grecia

17.- Nuevo Partido Comunista de Holanda

18.- Partido Comunista Obrero de Hungría

19.- Partido Comunista de la India (Marxista)

20.- Partido Comunista de Irlanda

21.- Partido de los Trabajadores, Irlanda

22.- Partido de los Comunistas Italianos

23.- Nuevo Partido Comunista de Yugoslavia

24.- Partido Comunista Libanes

25.- Partido Comunista de Luxemburgo

26.- Partido Comunista de México

27.- Partido Comunista de Noruega

28.- Partido del Pueblo de Palestina

29.- Partido Comunista Peruano

30.- Partido Comunista Portugués

31.- Partido Comunista de la Federación Rusa

32.- Partido Comunista de Turquía

33.- Partido Comunista de Venezuela