San Bartolo Ameyalco: Robarle agua a los pobres para dársela a los ricos

Alberto Buitre, tomado de Oficio Rojo
24.May.14 :: Noticias nacionales

Desde febrero de este año, el Gobierno del Distrito Federal (GDF), capital de México, comenzó un proyecto para la privatización del agua de un manantial que provee del liquido a los habitantes del pueblo de San Bartolo Ameyalco, en la delegación Alvaro Obregón de la ciudad.

Al momento de esta publicación y desde los últimos dos días, el gobierno delegacional como del propio Distrito Federal, dispuso de más de dos mil policías antimontines, ataviados con armamento y armaduras, para dispersar la resistencia de los pobladores que se niegan a renunciar a su manantial.

Y en tanto prensa cooptada por el Gobierno de la ciudad como las autoridades capitalinas, afirman que las obras son para abastecer de agua a los habitantes de la zona que no la tienen, las versiones de los pobladores corren en otro sentido.



Los vecinos aseguran que el GDF - en manos de Miguel Angel Mancera del supuestamente izquierdista Partido de la Revolución Democrática PRD), gobernante local desde 1997-, pretende saquear el manantial para llevarse las redes de agua a la zona de Santa Fe, población de la más alta plusvalía de la capital mexicana, habitada por millonarios y miembros de la burguesía política y económica nacional.

El manantial de San Bartolo Ameyalco, es para uso cotidiano de alimentación, higiene y limpieza de los pobladores, quienes al tiempo se adjudican la propiedad de la construcción de la infraestructura hídrica y su mantenimiento.

Denuncian que desde hace meses, el GDF y el gobierno delegacional, han realizado un trabajo de cooptación económica de vecinos y jefes de manzana para permitir la privatización del manantial.

Estos vecinos comprados -señalan-, mintieron afirmando al pueblo que el agua del manantial se estaba acabando y era necesario introducir un proyecto de tubería.

Más los pobladores han venido resistiendo y ya ha habido choques con la policía capitalina.

Desde el martes 20, miles de efectivos policiacos, patrullas, tanquetas y helicópteros tienen tomado el pueblo para reprimir a quienes pretendan impedir la construcción de la red de agua, haciendo labor de aislamiento de vecinos para detener cualquier concentración en el centro de San Bartolo.