Sobre el aumento al pasaje del transporte urbano, y los mecanismos con los que se impuso este aumento.

FIR Veracruz
29.Abr.14 :: Noticias nacionales

El Frente de Izquierda Revolucionaria ha denunciado infinidad de veces la política antiobrera y antipopular que desde Los Pinos se ha instrumentado y en el Congreso de la Unión se ha materializado a través del paquete de reformas aprobadas en los primeros 18 meses del gobierno de Enrique Peña Nieto. Dicha política ha sido seguida a pies juntillas por los gobiernos locales y sus congresos.

Para nosotros es claro que esta política antipopular y antiobrera deja al descubierto lo que llamamos la dictadura de los monopolios ya que desemboza la “democracia” mexicana, pues el Pacto Por México fue en realidad un pacto entre la clase poseedora más rica de este país para proteger sus intereses económicos, pero también fue un pacto entre las principales fuerzas políticas, sin distingo de siglas ni de posiciones ideológicas, y el acompañamiento de una “oposición” cómoda y funcional.



La verdadera respuesta popular para enfrentar y tratar de detener dicha política no se ha dado ni en el Congreso ni en el gobierno, se ha dado en las calles, donde la movilización de las masas inconformes e insumisas confrontan al Estado y sus cuerpos represivos e intentan detener esta andanada de leyes contrarias a los intereses de la mayoría.

Por lo tanto, el Frente de Izquierda Revolucionaria se manifiesta en contra del aumento al precio del pasaje del transporte urbano que el gobierno del estado ha impuesto como algo “oficial” desde hace unos días por considerar que dicha medida es a todas luces antipopular que afecta de manera dramática a los sectores más golpeados por la crisis. Pero también nos manifestamos en contra de los mecanismos de consenso usados por el gobierno para avalar dicha medida, ya que es la reproducción de los mecanismos utilizados en el Pacto por México: suplantar la voluntad popular por “representaciones” dóciles y afines al gobierno y a los intereses de los monopolios del transporte.

Descalificamos el argumento dado por los estudiantes que usurparon la representación popular de que los aumentos son justos porque son legales. En un país donde las leyes, sobre todo las promovidas por las últimas reformas (educativa, laboral y energética) son hechas a conveniencia de los intereses de estos grupos de poder económico, lo legal se vuelve inmoral para la mayoría de la sociedad. Y deja también en evidencia la falta de apoyo de los estudiantes a dichos “representantes” porque éstos prefirieron aceptar dócilmente los argumentos del pulpo camionero y del gobierno de Javier Duarte, que confiar en la base estudiantil para oponerse con determinación a dicha medida.

El FIR ve en estos mecanismos una intención perversa por parte de los transportistas: acabar con la tarifa diferenciada que le otorga a los estudiantes y a las personas mayores un descuento del 50%, objetivo que cada determinado tiempo los empresarios transportistas han tratado de conseguir; este aumento paulatino y sobre todo este mecanismo de usar supuestos líderes estudiantiles que avalen los aumentos es el camino para tal fin. Lo que no saben estos pseudolíderes estudiantiles es que la tarifa diferenciada no fue una graciosa concesión del gobierno, ni un obsequio de los transportistas, fue producto de una lucha y muchas movilizaciones allá por los años 70’s. Fue pues, una conquista de las masas estudiantiles que lograron, en las calles, imponer esta tarifa a los dueños del transporte que tuvieron que aceptarla a regañadientes.

Y decimos también que así como hemos denunciado al propio gobierno de Javier Duarte como una verdadera “ópera bufa” denunciamos también las operetas de pacotilla que los propios pseudolíderes han montado en complicidad con los transportistas para hacer creer que hay lucha y compromiso de defender la tarifa diferenciada. Estas burdas maniobras son tan evidentes que no convencen ni a la base estudiantil y consideramos son maniobras distractivas para confundir los objetivos de la lucha por la defensa de la tarifa diferenciada en el transporte urbano.

Por lo tanto el Frente de Izquierda Revolucionaria se dispone a desplegar toda su estructura y su fuerza para movilizarse en contra de tales medidas, y buscará el acercamiento con otros sectores y capas de la sociedad para buscar construir un gran movimiento que se oponga a dichos aumentos y a otras medidas antipopulares y antiobreras, para lo cual buscará a las bases estudiantiles y a las organizaciones de jubilados y pensionados, principales afectados por esta medida para convencerlos de la necesidad de actuar coordinadamente. Pero también invitaremos a la población en general, pues todos son afectados directamente con otro aumento más que sigue cargando sobre las espaldas de los trabajadores el peso de la crisis.

Atentamente

Pasar de la resistencia a la ofensiva revolucionaria.

Orizaba, Ver., a 26 de abril de 2014.
Frente de Izquierda Revolucionaria-Veracruz

(Facebook: firveracruz)