Enviar por e-mail el artículo

Cine épico y posmodernidad


Julio Cota, miembro del Buró Político del PCM :: 24.02.14

El cine épico no ha podido negar el papel de las masas, porque son estas la que dan sentido y razón al personaje principal de la trama histórica. En los últimos años, Hollywood ha tenido que volver al género épico narrativo de las grandes historias para llevarlas a la pantalla grande. Películas como: Los Miserables, Los Juegos del Hambre, Elysium etc., reflejan una visión nostálgica o futurista de la decadente modernidad; algo que el pensamiento posmoderno ha querido aprovechar del cine épico para volver a afianzar sus posiciones ideológicas.

El gusto por el género cinematográfico no es un problema solamente estético sino político. Aunque para la mayoría de los espectadores el gusto entre una película y otra depende más por su forma (publicidad, mercadotecnia y efectos especiales) que por su contenido (guion, trama ehistoria); es necesario ejercitar un ojo crítico para develar la máscara ideológica que impide la reflexión discursiva de los filmes épicos. Un buen filme mantiene el equilibrio entre forma y contenido. No obstante, la llamada posmodernidad apostó más a la forma que al contenido para impregnar desde la estética, sus posiciones ideológicas y políticas a través del cine.


Tu Nombre:
Tu email:
(no obligatorio)

E-mail del destinatario: