Impuesto a bebidas azucaradas, ¿Su intención realmente es combatir la obesidad?

Carlos Vidal, Ingeniero agroquímico y militante del Partido Comunista de México
30.Nov.13 :: Noticias nacionales

Recientemente fue aprobada en la cámara baja la iniciativa de reforma a la Ley Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) presentada por Enrique Peña Nieto, en la que se graba con un peso por litro a las bebidas azucaradas, bajo el argumento de combatir la obesidad en nuestro país. Es bien sabido que grupo FEMSA (Coca Cola) cabildeó y financió varios foros con la participación de diputados, en los que se manipulaba la información, para que sólo se grabaran las bebidas azucaradas y no en las que se utiliza alta fructuosa, entonces ¿Qué es lo que realmente se pretende con este nuevo impuesto y quiénes son los verdaderos beneficiados?

Entremos un poco en detalles, el azúcar de mesa o sacarosa químicamente está compuesta de Glucosa y Fructuosa y las empresas como Jumex, Jugos del Valle y Cooperativa Pascual entre otras, son de las pocas que actualmente en la elaboración de sus productos emplean azúcar como tal, por lo tanto estas empresas producen bebidas azucaradas, en cambio las bebidas gaseosas de cola carbonatadas como la Coca y la Pepsi, en la etiqueta en la sección de ingredientes se puede leer; azúcares (Azúcar y/o jarabe de maíz), el jarabe de maíz o alta fructuosa es el ingrediente que en mayor cantidad emplean como endulzante, por lo tanto estos dos monopolios producen bebidas endulzadas no azucaradas, aunque los monopolios televisivos (Tv Azteca y Televisa) se hayan encargado de vendernos otra idea.



Así, con el impuesto a las bebidas azucaradas estas dos transnacionales quedan exentas de este impuesto ya que si se diera el caso, químicamente pueden demostrar que no están utilizando azúcar como tal para la elaboración de sus productos y si fuera el caso de que en realidad están utilizando solo pequeñas cantidades de azúcar entonces legalmente pueden aumentar su producto, aunque sólo estén utilizando el 1%, con lo que se ven altamente favorecidas pues sus ganancias aumentan y, como siempre el consumidor final es el que absorbe este nuevo impuesto, porque seamos realistas muchos mexicanos no van a dejar de tomar este veneno aunque afecte su salud y la economía de sus hogares sólo porque aumentaron su precio de venta al público, tal como los fumadores no han dejado de comprar cigarrillos por más impuestos con que los han gravado.

Eso sí, con esta medida resultarían altamente afectadas empresas como Cooperativa Pascual que es una de las pocas productoras de bebidas que se ha mantenido en el mercado muy a pesar de la competencia desleal que existe, además de que en otros tiempos fue una resistencia emblemática y una lucha triunfadora y que actualmente es fraternal y solidaria con los movimiento sociales en resistencia, como quedó evidenciado hace unas semanas con la solidaridad al plantón magisterial del zócalo en el D. F., además afectaría con una reacción en cadena a los ingenios azucareros del país que al no tener mercado donde vender su producto irían a la quiebra, propiciando el cierre de los mismos, la desaparición de los sindicatos de azucareros independientes que existen posiblemente sin que el gobierno llegue a utilizar sus aparatos de represión como lo hace actualmente con los sindicatos de maestros, se quedarían sin empleo miles de cortadores de caña y familias desamparadas, después de pasadas esas etapas el gobierno regresará a rescatarlos financieramente para concesionarlos a empresas privadas, esto es lo que realmente busca el gobierno del hambre y la miseria de Peña Nieto.

¿Combatir la obesidad?, Si a pesar de todo México no va a dejar de ser el principal consumidor de bebidas carbonatadas, a esto se suma que en las escuelas quieren instalar microempresas que vendan productos BIMBO, PEPSICO y FEMSA que es por todos conocido solo producen comida y bebidas chatarra ¿Cómo piensan combatir la obesidad? Si el jarabe de maíz o alta fructuosa es el principal causante de la obesidad y está relacionado en materia de salud con los problemas de diabetes tipo 2, ¿realmente buscan mejorar nuestra salud con estas medidas?

La realidad es que en el sistema capitalista en el que vivimos todo es un negocio, todo es mercancía, las pequeñas empresas tenderán a desaparecer algunas serán absorbidas por las grandes transnacionales otras irán a la quiebra, en esta y todas la reformas los que perdemos somos los obreros, campesinos, indígenas, porque lo que realmente busca el gobierno es beneficiar desde el congreso a los monopolios ya que ellos son los primeros interesados en que se aprueben todas las reformas aprobadas y por aprobar, con lo cual nuevamente se confirma nuestra afirmación de que estamos viviendo la dictadura de los monopolios.