Enviar por e-mail el artculo

La barbarie no opera sin dejar cabos sueltos


El Comunista :: 19.11.13

Éste Sábado 16 de Noviembre, mientras dirigian una protesta de productores de café, fueron asesinados Juan Lucena Ríos y José Luis Sotelo Martínez, curiósamente unas horas después de que anunciaron la creación de una policía comunitaria en el poblado de El Paraíso.

El modo de operar, equipos de paramilitares que se mueven con total libertad antes de realizar sus ataques y en su repliegue, es el mismo que se siguió para para ultimar a nuestros camaradas Raymundo, Samuel y Miguel, y a otros 15 luchadores sociales en Guerrero.

Y frente a esta estela de muerte ¿Que tiene que decir el gobierno de Guerrero? Pues hace una semana el vocero del gobierno del estado, José Villanueva, aseguró que “no hay ninguna persecución a luchadores sociales, no existe ninguna acción contra líderes”. Para engrosar el cinismo de la conferencia de prensa el procurador, Iñaki Blanco, informó que “ya fueron consignados los responsables del asesinato de (…) Raymundo Velázquez”, y se lavó las manos de la impunidad con que paramilitares cumplieron las amenazas de muerte contra Luis Olivares excusando que “no pidieron formalmente medidas cautelares”.


Tu Nombre:
Tu email:
(no obligatorio)

E-mail del destinatario: