EEUU otra vez aislado en la ONU: 188 países votan No al Bloqueo a Cuba

Alberto Buitre, tomado de Oficio Rojo

La resolución presentada por Cuba sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero que le impone EE.UU., fue aprobada hoy en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, con 188 votos a favor.

EE.UU. e Israel quedaron aislados en la defensa de esa política de Washington, que ha causado daños económicos a la Isla calculados en un billón 157 mil 327 millones de dólares -según datos recientes- e invaluables daños humanos, durante más de 50 años.

Palau, que en 2012 había votado en contra del texto, se abstuvo en esta ocasión, junto a Islas Marshall y Micronesia.



Desde que se sometió a votación por primera vez, en 1992, la Resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba”, ha recibido un categórico respaldo del planeta. Incluso, han apoyado el documento más de 180 naciones en los últimos nueve años.

El ilegal cerco de Washington, impuesto en 1962, se ha visto recrudecido y ampliado con leyes extraterritoriales, y constituye una violación flagrante y sistemática de los derechos humanos de los cubanos, de ciudadanos de terceros países y de los propios norteamericanos.

Tal política califica como crimen internacional de genocidio, según lo definido en la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, que aprobó la Asamblea General de las Naciones Unidas el nueve de diciembre de 1948.

En el reciente debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, celebrado del 24 de septiembre al primero de octubre, el tema del cerco estadounidense y su rechazo internacional volvió a estar entre los más abordados por presidentes, jefes de Estado y cancilleres.

Cerca de medio centenar de mandatarios se refirieron en esa ocasión al bloqueo, con calificativos de “genocidio”, “ilegal”, “injusto” y “reliquia de la guerra fría”, entre otros.

Canciller cubano califica de incalculables daños del bloqueo

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, destacó hoy ante la Asamblea General de la ONU (AGNU) que son incalculables los daños infligidos por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a su país por EE.UU.

Esa criminal política provoca sufrimiento, constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos; el 76 por ciento de los cubanos han vivido bajo sus efectos devastadores desde su nacimiento, dijo el canciller, ante el plenario de la sesión 68 de la AGNU.

Recordó que los daños a Cuba en más de medio siglo, debido a ese cerco, superan el billón 157 mil 327 millones de dólares.

El bloqueo califica como un acto de genocidio, según el artículo dos de la Convención de Ginebra de 1948 para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, y también como un acto de beligerancia económica, de acuerdo con la Declaración Relativa al Derecho de la Guerra Marítima adoptada en 1909, señaló.

El jefe de la diplomacia cubana destacó que los objetivos del bloqueo han sido, según el Memorando del Gobierno de EE.UU. del seis de abril de 1960: “provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria […] debilitar la vida económica negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

Definió, como rasgo distintivo del período de Gobierno del Presidente Barack Obama, el refuerzo de la persecución a las transacciones financieras cubanas en todo el mundo, sin respeto a las leyes de terceros países ni a la oposición de sus Gobiernos.

Rodríguez Parrilla destacó que la Ínsula continúa sin poder exportar o importar libremente productos y servicios de tipo alguno hacia o desde los EE.UU., y tampoco puede utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones, incluidos los pagos a organismos internacionales, entre otras afectaciones.

Tras fustigar los falaces argumentos que cada año los representantes norteamericanos esgrimen ante la ONU para justificar el bloqueo, se refirió a la disposición de lucha del pueblo cubano ante tal política y llamó al apoyo de la comunidad internacional.

El bloqueo es un acto hostil unilateral que debe cesar unilateralmente (…), sufre descrédito y es carente de sustento ético y legal. Así lo demuestran los más de 180 votos en esta Asamblea General y los discursos de los jefes de Estado y Gobierno en el debate, enfatizó.

Una vez más, en nombre del solidario, heroico y abnegado pueblo de Cuba, solicito a los representantes de los Estados miembros, votar a favor del proyecto de resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, finalizó.