Artículos de: 9 Julio 2014

Entrevista con Felipe Cuevas, miembro del Comité Central

El Comunista
09.Jul.14 :: Opinión

Camarada Felipe, desde temprana edad participas en la lucha por la transformación revolucionaria, desde una militancia comunista. Háblanos de cómo fue tu primer contacto con las ideas del marxismo-leninismo?

Como relato en un documento de aporte al próximo congreso del partido, a los 15 años de edad ingresé al Mexe, siendo un niño trabajador no caía del asombro cuando en los primeros días de ingreso nuestros compañeros que ya tenían tiempo en esa escuela nos propusieron leer y discutir parte por parte el Manifiesto Comunista, al menos yo no paraba de decir ¡es cierto, es cierto!, fue el encuentro con la lectura fiel del mundo, y también de nuestras vidas. Eso me marcó, en adelante comencé a participar de la vida política de mi escuela, en todos los ámbitos de organización que me dijeran y al mismo tiempo conocí nuestro país andando de internado en internado cubriendo comisiones. En el Mexe vivíamos asediados por el enemigo de clase y era indispensable prepararnos al máximo, así que lo asumí con pasión, además que me encontré afín a este propósito, encauzó mi vida.


Entrevista a Marco Vinicio, Secretario de Trabajo Obrero-Sindical

El Comunista
09.Jul.14 :: Opinión

Camarada Marco Vinicio, ¿en qué año ingresaste a la lucha por el socialismo, qué te llevó a la militancia comunista?

Se puede decir que yo ingresé a la lucha por el socialismo a principios de los años 80’s, cuando desde la secundaria comencé a cuestionar muchos de los conocimientos adquiridos hasta entonces tanto en la casa como en la escuela; las lecturas de varios textos como el propio Manifiesto del Partido Comunista, diversos escritos del Ché Guevara y la compañía agradable de algunos amigos con los cuales discutía todos los temas que en aquellos años estaban en el orden del día, me fueron llevando a un punto en el que ya las lecturas por si solas no eran suficientes y, reflexionaba yo, de seguir así, me llevarían a caminar en círculo si no buscaba a otros que pensando como yo pudieran ayudarme a seguir avanzando en el conocimiento del marxismo-leninismo.

Fue así como en el año 83, ya cursando la preparatoria, con un buen amigo con quien continué estudiando, nos dimos a la tarea de buscar alguna organización que enarbolara las ideas del marxismo leninismo, en la provincia esto no era tarea fácil. La búsqueda fue complicada, un día conocimos a un profesor de sociología que había militado en el viejo PCM, cuando nos lo presentaron resultó ser un tipo tan soberbio que inmediatamente decidimos que ahí no había nada bueno, otro día conocimos también a un grupo que se reunía en un taller de reparación de zapatos, pero la primera advertencia que nos hicieron fue de que una vez ingresando con ellos, no podríamos salirnos, quedamos de regresar a su reunión cuando nos dijeron la fecha, pero no regresamos, tampoco ese tampoco era un buen lugar; seguimos buscando hasta que encontramos a una organización juvenil, la Juventud Popular Socialista, y aunque no inmediatamente, nos convencimos de ingresar ahí por dos cosas: su disciplina para el estudio y su activismo político. De ahí en adelante nunca más he estado desvinculado de la lucha organizada por el socialismo comunismo.