Artículos de: 4 Septiembre 2013

Carta de soldados contra la guerra en Siria y la participación de Grecia en esta

“No seremos carne de cañón de los monopolios”

CARTAS DE LOS SOLDADOS : “NINGUNA PARTICIPACIÓN DE GRECIA EN LA GUERRA CONTRA SIRIA”

“NO NOS CONVERTIREMOS EN CARNE DE CAÑÓN DE LOS MONOPOLIOS”

Los hijos del pueblo, soldados que cumplen el servicio militar en los campamentos griegos, expresan en sus cartas su enérgica condena a la guerra planeada contra Siria y la participación de Grecia en la misma.

Declaran que “los soldados griegos no nos convertiremos en carne de cañón de los monopolios que detonan guerras para aumentar sus ganancias.”

En concreto:

Los soldados que cumplen el servicio militar en el campamento de “Veltsonis” en la isla de Limnos, señalan que “decidimos enviar esta carta para que sea escuchada nuestra oposición a los preparativos de guerra de la OTAN-EEUU-UE contra el pueblo Sirio.

Masacre de campesinos, estrategia de gobierno de Colombia

ALBERTO BUITRE / LOS ÁNGELES PRESS .- Una mano destrozada. El joven campesino Ricardo Amado bajaba el monte, desplazado por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) que había tomado el municipio de Sinacota, Santander, cuando una granada de fragmentación lanzada por los militares se la quebró. Bajó como pudo la loma, hincado de dolor, chorreando sangre, cartílago y hueso de su brazo derecho. Eso ya no era mano, ni siquiera un amasijo de carne; sino un trozo deshebrado de algo. Uno de los suyos le puso un trapo encima. Por todos lados volaban esquirlas y gases lacrimógenos. Los gritos lo inundaban todo. Era el paro de productores cafeteros del pasado marzo.

En respuesta y desde el 19 de agosto, campesinos e indígenas de once regiones agrarias colombianas iniciaron el Paro Nacional Agrario que dura hasta la fecha. Están sumados los departamentos de Putumayo, Caquetá, Tolima, Cauca, Nariño, Santander, Meta, Valle, Antioquia, Casanare y Arauca, de muchos sectores agrícolas: cafeteros, paperos, lecheros, cacaoteros, arroceros, algodoneros; pero también trabajadores hospitalarios, mineros, estudiantes, sindicatos obreros y fuerzas políticas.