Artículos de: 7 Enero 2013

Doy fe de la bandera roja

Doy fe de la bandera roja.

Doy fe de que una tela puede
Ser un instrumento musical.
Que con su color grita
Y nos llama a formar.
Que ondea como un redoble.

Doy fe de que una tela puede
Ser un arma de guerra.
Que destruye reyes,
Que asalta palacios,
Que sepulta al fascismo,
Que detiene misiles.

Doy fe de que una tela puede
Ser una camarada.
Que susurra en las reuniones
Las palabras subversivas
Mientras observa desde la pared.
La agitadora más perfecta,
Habla silenciosa a la clase obrera
Con solo erguirse digna.

Protesta en palacio municipal de Jojutla

La Unión Revolucionaria de Comerciantes Artesanos Indígenas Zapatistas (URCAIZ) y el Partido Comunista de México se dan cita a las 10.00 am a las afueras del palacio municipal para pedir la destitución de la policía del municipio, que el 26 de abril del pasado año reprimió violentamente a comerciantes ambulantes de este municipio, entre ellos a niños y mujeres embarazadas.

El plan es romper el cabildo que sostiene el gobierno, reuniéndose todos los compañeros de ambas organizaciones se da paso a entrar, nos informa un compañero de la URCAIZ que el 1er cabildo de la alcaldesa se supone sería a puertas abiertas para atender a los ciudadanos, pero la vista nos muestra todo lo contrario, por lo cual se da paso a lanzar consignas: “Los policías no son trabajadores, son el brazo armado de los explotadores” “¡Exigimos la destitución de la policía municipal!”

Entre machos anda el diablo


A mi querido amigo Arcadio Jiménez,
ávido lector de cuentos mexicanos
e incansable trabajador de la construcción…
del socialismo-comunismo en nuestro país.

Por razón de las actividades propias de mi profesión hube de viajar a un pueblo cercano a Córdoba, y me pasó algo digno de un cuento de Bruno Traven, Juan Rulfo o de Francisco Rojas González, lamento no tener el talento de cualquiera de ellos para sacar alguna ventaja de esto en beneficio de la literatura mexicana que tan necesitada anda hoy de verdaderos escritores, pero en todo caso les narro los hechos para que estén aprevenidos cuando viajen de tierras jarochas hacia el altiplano por la carretera que le llaman federal en esos autobuses que se conocen como “burritos” y a los que también se les llama “camiones de la muerte” por los constantes percances funestos para muchos pasajeros que han dejado sus vidas en las cumbres de Acultzingo, y si acaso viven alguna situación semejante, tengan ustedes un referente para ayudar a su discernimiento y si un problema moral se les plantea tengan idea de cómo resolverlo.