Artículos de: 11 Diciembre 2012

¡Abajo Peña Nieto y el poder de los monopolios! ¡Por el poder obrero y popular!

Enrique Peña Nieto ya despacha en Los Pinos, confirmando que la transición democrática y la alternancia no representan ningún cambio para el pueblo de México, y que sin embargo, es la fórmula que el poder de los monopolios encontró para presentar la dictadura de clase con una fachada democrática.

Dos sexenios de gestión panista han sido la continuidad de las administraciones priistas previas, y por ello entre Calderón y Peña Nieto no se produce sino un intercambio de estafetas, un relevo, sin sobresalto alguno, para continuar una política antiobrera y antipopular, de la misma manera que ocurrió entre Zedillo y Fox, y que ocurriría con López Obrador.

La ilusión reformista de que la derrota del PRI significaba la conquista de la democracia y de mejores condiciones de vida se viene por los suelos al constatarse que PRI o PAN, o PRD, o cualquiera de los partidos registrados o por registrarse, en tanto expresan los intereses políticos de la burguesía, la clase dominante, contarán con la oportunidad de efectuar la gestión gubernamental y que nada será alterado para garantizar la explotación del trabajo asalariado, las superganancias de los monopolios, la pauperización de los trabajadores, la anulación de la soberanía popular.

Notas para el 1ero de Diciembre

Desde días antes de la toma de protesta de Peña Nieto como Presidente de la República, el pueblo de México fue testigo del enorme operativo de seguridad desplegado varios kilómetros a la redonda a las afueras del Palacio Legislativo de San Lázaro. Dentro de este recinto se encontraban los señores de cuello blanco, mismos que sonreían y aplaudían con beneplácito la muestra de civilidad que los diputados, de todos los partidos políticos, estaban dando ante la sesión solemne de entrega y recibimiento de la banda presidencial. A las afueras de este espectáculo que se organiza cada seis años en nuestro país, la Policía Federal y el cuerpo de granaderos del Distrito Federal, confrontan a los manifestantes que se dieron cita para protestar contra la toma de posesión de Peña Nieto. Detenciones, vejaciones, heridos y algunos hospitalizados es el resultado de la afrenta. Frente a todo esto es pertinente preguntar ¿Quién ordenó el despliegue policial? ¿Cuál es el mensaje que transmite dicho despliegue?, entre otras más preguntas que es pertinente analizar y sacar conclusiones para el futuro.

La llegada de Peña Nieto a la Presidencia es un acto consumado. Dejada atrás la farsa electoral, el poder de los monopolios terminó por desechar a Josefina Vázquez Mota y a la propuesta política de gestión neokeynesiana de López Obrador, optando así por un gobierno que tiene mayores posibilidades de sortear las Reformas Estructurales que no pudieron ser aprobadas en doce años de administración panista.

El gabinete oculto de Enrique Peña Nieto

¿No era Manuel Mondragón y Kalb, el designado subsecretario de “protección institucional” (seguridad pública) de Enrique Peña Nieto, el mismo y para el mismo puesto que había incluido Andrés Manuel López Obrador en su gabinete como candidato presidencial y que actualmente forma parte del gabinete del “progresista” alcalde del DF, Marcelo Ebrard, inminente futuro próximo presidente nacional del PRD?

¿No es Rosario Robles Berlanga, la colaboradora-operadora política de Cuauhtémoc Cárdenas en el Distrito Federal para el cual la actual secretaria designada por Peña Nieto a Desarrollo Social, pedía “muchas medallas por su autoridad moral”?

¿No es José Antonio Meade, el silencioso economista del “cambio panista” y colaborador y ex secretario de Economía de Felipe Calderón, el mismo que hoy nombre Peña Nieto como Secretario de Relaciones Exteriores?